5 de agosto de 2013 / 06:57 p.m.

Los números de Omar Asad al frente de Atlas están lejos de lo esperado. Luego de cuatro fechas, el estratega argentino ha sumado dos puntos de 12 posibles, pero a pesar de ello, el delantero Omar Bravo apuesta a la continuidad del Turco.

El mochiteco recordó que cuando llegó a Colomos todo mundo pedía la salida del Jefe Boy, luego de sumar 11 juegos sin ganar en el Apertura 2012 tras relevar en el cargo a Juan Carlos Chávez, pero todo cambió con el gran campeonato realizado en el semestre anterior donde los llevó a la Liguilla, tanto, que su nombre fue candidateado para el Tri.

"Sin duda es importante la continuidad. Cuando llegué aquí son circunstancias muy distintas, no había confianza, credibilidad en el jugador, todo era pesimismo, mucha gente tóxica alrededor del club, y hoy son circunstancias distintas, no queremos caer en lo mismo. Hay que tener memoria, a Tomás Boy todo mundo lo quería fuera de aquí, pero de repente casi le hacen una estatua en el club.

"Cuando llegué acá en diciembre del año pasado todo mundo quería echar a Tomás Boy porque las tendencias no le favorecían, pero se respetó el proyecto y al final del día, hasta hace una semana escuchaba su nombre en selección nacional, por eso hay tener prudencia, no hay que hablar por hablar, hay que tener paciencia y trabajar y redoblar esfuerzos", comentó Bravo.

Rigoberto Juárez