8 de mayo de 2013 / 01:23 a.m.

El ex campeón minimosca del Consejo Mundial de Boxeo, el capitalino Édgar Sosa, se dispone a cerrar la etapa fuerte de su preparación rumbo a su pelea contra el guerrerense Giovanni Segura el próximo 18 en Zitácuaro, Michoacán.

"Iron Man" Sosa y "Guerrero Azteca" Segura encabezan el cartel en la Plaza de Toros Eloy Cavazos de Zitácuaro, en la función que será transmitida por televisión abierta.

Consciente que en este pleito se estará jugando el todo por el todo, al poner en riesgo su oportunidad para contender por el campeonato mosca CMB, que se encuentra en poder del japonés Akira Yaegashi, Sosa realiza una meticulosa preparación.

Esta comprende carrera matinal en la pista del Ocotal y sesiones de trabajo en el gimnasio en el municipio mexiquense de Ecatepec.

Con marca profesional de 48 peleas ganadas, 29 por nocaut a cambio de siete derrotas, el ex campeón CMB de las 108 libras, dijo que le espera una complicada misión, pero confía en el trabajo realizado bajo la supervisión de entrenador Antonio Jiménez.

"Me espera un complicado compromiso. Giovanni, al igual que yo, viene con muchos deseos de obtener una nueva oportunidad para adjudicarse su segunda corona del mundo, vengo dispuesto a morirme en la raya de ser necesario, con tal de obtener un triunfo y la oportunidad de encarar Yaegashi", sentenció.

Este viernes, con el apoyo de sus compañeros Fernando Aguilar, Armando Santos y Rodrigo "Gatito" Guerrero, ex campeón mundial supermosca, boxeará 12 rounds, con lo que planea dar fin a la etapa fuerte de su preparación.

Sosa Medina, quien se dispone a cerrar la epata fuerte de su preparación, no dudo en aseverar que saltará al encordado con la intención de poner fuera de combate a su oponente en turno, pues su intención es dejar en claro que es un digno aspirante a conquistar el cinto CMB de las 112 libras.

En el duelo semifinal, la afición al deporte de los puños podrá disfrutar una nueva edición de la "guerra" México-Filipinas, cuando se midan el mochiteco Adrián "Chinito" Yung y el tagalo Rey Pérez, un pleito que promete grandes emociones.

Notimex