6 de junio de 2013 / 02:57 a.m.

El mandatario estatal afirmó que se enfocará en el incremento de áreas verdes para lograr estar a la altura de los estándares de internacionales de preservación ecológica.

 

Monterrey.- • Los regiomontanos tendrán que esperar una década más para gozar de una zona metropolitana con la cantidad mínima de áreas verdes por habitante, reconoció la Secretaría de Desarrollo Sustentable.

Al celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente, el Gobierno del Estado y dependencias federales iniciaron trabajos de reforestación en el Parque Hundido de la Macroplaza, con la siembra de sabinos.

"Queremos hacer este llamado en el estado de Nuevo León con este acto simbólico con la siembra de este sabino, se van a sembrar 50 más aquí en la Macroplaza, pero es todo una semana de actividades que vamos a estar llevando a cabo", explicó el gobernador Rodrigo Medina de la Cruz.

Aunque no precisó una cantidad exacta, Fernando Gutiérrez Moreno, secretario de Desarrollo Sustentable, estimó que el estado presenta una carencia de "cientos de millares" de árboles en base a los estándares internacionales.

"Después del "Alex", la helada arrasó prácticamente con todas la flora que teníamos de las no nativas, los chainís y todos esos árboles introducidos, y ahora justamente se está únicamente reforestando con plantas nativas (…) tenemos un déficit que supera el medio millón de individuos que tenemos que plantar.

"Pensamos que se llevará una década terminar con este déficit justamente para que sean plantas robustas", consideró.

Guillermo Cueva, delegado de Semarnat en la entidad, refirió que la Organización Mundial de la Salud recomienda 10 metros cuadrados de áreas verdes por habitante, pero estudios recientes muestran que Nuevo León se encuentra muy por debajo de esta meta.

"Sólo tenemos 5 metros cuadrados de áreas verdes por habitante, estamos a la mitad de lo mínimo que recomienda la Organización Mundial de la Salud", lamentó el funcionario.

A esto se le suma la falta de agua, los problemas existentes con residuos sólidos, pues sólo en el área metropolitana se generan 4 mil toneladas diarias de basura, de las cuales, 800 toneladas no llegan a los rellenos sanitarios y van a parar a calles, ríos y arroyos.

Las autoridades estatales y federales advirtieron que si cada individuo plantara al menos un árbol estos problemas acabarían "en un santiamén".

LUIS GARCÍA