21 de abril de 2013 / 07:57 p.m.

Chilpancingo • Durante los últimos 13 años la producción del café en Guerrero disminuyó, porque el 70 por ciento de las plantaciones son "viejas", y los productores se han resistido a renovarlas por temor a sufrir más pérdidas, que las que han enfrentado.

Carlos Alberto Hernández Sánchez delegado de la Secretaría de Agricultura, Ganadería Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) informó que la dependencia para este año busca aplicar una estrategia para la reacción de la producción, a través de semillas certificadas y renovación de las plantas.

Agregó que de las 170 mil hectáreas de café, el 70 por ciento está constituido por "plantas viejas", cuya producción es escasa y sin posibilidad de ganancias para el campesino; por ello la reactivación es "urgente".

Actualmente Guerrero alcanza apenas una producción de tres a cinco quintales por hectáreas, muy por debajo de la media nacional y en zonas con buena producción, que son de 15 a 17 quintales por hectárea; para alcanzar esta producción, la dependencia trabajará para que los productores acepten cambiar sus plantaciones.

La Sagarpa prevé para los productores del café, tanto de la zona de la Costa Grande, como de La Montaña, aplicar semillas certificadas con resistencias a las plagas.

"Porque finalmente Guerrero se pinta sólo para plantas arábigas, y hablamos de que hay producción de calidad, sólo necesitamos potencializarla", señaló.

Recordó que desde 1999 los cafetaleros del estado no se han podido levantar; la caída generó un problema de crisis muy seria, que los productores en algunos de los casos decidieron abandonar las zonas cafetaleras, porque recolectarla resultó mucho más costoso que su precio en el mercado.

Hernández Sánchez admitió que la caída obedeció también a la falta de interés por parte de las instancias gubernamentales, en establecer estrategias de renovación de plantas, así como de comercialización, pese a que al rubro en el estado ha tenido suficiente inversión económica.

NOTIMEX