9 de junio de 2013 / 09:18 p.m.

Monterrey • En el cerro del Obispado hay un habitante nuevo, se trata de un pino de ocho metros de altura al que se le puso por nombre Nuevo León 2013 y fue plantado como parte de la reforestación del Parque Mirador Asta Bandera.

En este lugar organizaciones no gubernamentales y autoridades estatales, proyectan un bosque urbano que permita ampliar el corredor de la mariposa monarca y además aporte al medio ambiente en el área metropolitana.

Este domingo se entregó la cuarta etapa de arborización en dicho lugar que pretende fortalecer los procesos de reforestación y el entorno ambiental, explicó el secretario de desarrollo sustentable, Fernando Gutiérrez Moreno.

“Una meta que tenemos, una visión compartida desde las ONG’s y el Gobierno del Estado es acabar con el déficit que tenemos de árboles en el área metropolitana de Monterrey que superan los cientos, miles de árboles que tenemos que plantar, se va enmarcando en un contexto y ayuda muchísimo a reforzar el tejido social”, dijo.

El coordinador de la Operadora de Servicios Turísticos, Francisco Salazar Guadiana, informó que con la plantación del pino y plantas que atraen a las mariposas, esperan ampliar el paso de las monarcas por el área metropolitana de Monterrey para crear un espectáculo natural.

En el evento estuvieron presentes Patricia Aguirre González, directora de la Corporación para el Desarrollo Turístico de Nuevo León; Ivonne Álvarez García, senadora; Guillermo Cueva, delegado estatal de la SEMARNAT; y Cosijoopii Montero, presidente del grupo Reforestación Extrema.

REDACCIÓN