12 de febrero de 2013 / 01:24 a.m.

De forma escueta, la alcaldesa de Monterrey sentenció que la marcha atrás fue decisión de la autoridad municipal, la cual descartó por igual que esto les pueda acarrear problemas.

 Monterrey.- • Tras guardar silencio durante todo el fin de semana en torno al tema, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes, le dio la vuelta a la página al asunto del bróker que renegociaría la deuda de la ciudad.

Luego de que el tesorero Rafael Serna anunciara el pasado sábado que la administración daba marcha atrás a la contratación del despacho Law, Trading & Consulting, la edil panista afirmó que para su gobierno el tema está concluído.

De forma escueta, Arellanes sentenció que la marcha atrás fue decisión de la autoridad municipal, no de Banobras, y descartó por igual que esto les pueda acarrear problemas.

LUIS GARCÍA