30 de noviembre de 2013 / 04:07 p.m.

Por tercera ocasión en la historia de las Copas del Mundo, en la de Argentina 1978, la final se definió en tiempo extra para determinar qué selección se quedaba con el trofeo de campeón, honor que correspondió al anfitrión sobre Holanda.

El Monumental, cuyo nombre oficial es Estadio Antonio Vespuci Liberti, se llenó con más de 71 mil espectadores, la mayoría ávidos y nerviosos hinchas locales que deseaban ardientemente que la "Albiceleste" se proclamara monarca del mundo por primera vez en su historia.

Su rival era un equipo muy curtido, que aunque no contaba con su máxima estrella, Johan Cruyff, quien los había guiado al subcampeonato cuatro años antes en Alemania, mantenía la base del cuadro que jugó aquella edición.

En duelos del Grupo Uno, todos en El Monumental, los pamperos derrotaron con idéntico marcador de 2-1 a Hungría y Francia, y aunque perdieron por la mínima diferencia ante Italia, accedieron a la segunda ronda como segundos del sector y fueron ubicados en el sector B.

Ahí superaron 2-0 a Polonia e igualaron sin goles con Brasil, que previamente había goleado 3-0 a Perú, por lo que pamperos y amazónicos llegarían al último partido igualados en puntos y solo el líder del pelotón clasificaría a la final ante el vencedor del A.

El 21 de junio en el estadio Libertador General San Martín, la "verdeamarela" se impuso 3-1 a los polacos para llegar a cinco puntos y diferencia de +5, lo que obligaba horas más tarde al cuadro local a golear por cuatro goles a Perú, y lo hicieron entre polémica.

Muy cuestionado ha sido en la historia el 6-0 que logró el cuadro dirigido por César Luis Menotti aquella noche, en el estadio Arroyito, de Rosario, el cual, dicen, se consiguió gracias a la presión o al soborno que ejercieron sobre el cuadro inca.

Holanda, líder indiscutible del primer pelotón, llegó a la final que se jugó el 25 de junio en El Monumental tras una competencia que arrancó con 16 escuadras, aunque por segunda ocasión seguida se quedaron a la orilla de festejar el título.

Los pupilos del "Flaco" Menotti en la final eran Ubaldo Fillol, Osvaldo Ardiles, Daniel Bertoni, Américo Gallego, Luis Galván, Mario Alberto Kempes, Leopoldo Luque, Jorge Olguín, Oscar Ortiz, Daniel Alberto Pasarella y Alberto Tarantini.

Holanda arrancó con Jan Jongbloed, Jan Poortvliet, Ruud Krol, Win Janssen, Arie Haan, Renee Van der Kerkhoff, Willy Van der Kerkhoff, Rob Resenbrink, Johan Neeskens, Johnny Rep y Ernie Brandts, dirigidos por Ernst Happel.

Kempes abrió el marcador al minuto 38 y fue al 82? cuando la "Naranja Mecánica" puso el 1-1 por conducto de Dick Nanninga, quien había entrado de cambio al 58? por Johnny Rep, igualada con la que concluyó el partido y debieron definirlo en tiempo extra.

Ambos cuadros tuvieron sus oportunidades, pero fue "El Matador" Kempes quien aprovechó un error de la zaga holandesa para marcar el gol de la ventaja, al minuto 105, y al 115? Daniel Bertoni le dio la tranquilidad y el título a la "Albiceleste", el primero de su historia.

NOTIMEX