11 de abril de 2013 / 11:38 p.m.

Una multitud recibió esta tarde a los integrantes del equipo Cruz Azul, que la víspera se coronó campeón de la Copa MX Clausura 2013, tras derrotar al Atlante 4-2, en la final disputada en Cancún, tras quince años de sequía.

Integrantes de varios grupos de animación entre ellos la Sangre Azul, se reunieron en la Terminal 1, del Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, Benito Juárez, para mostrar su apoyo y alegría al equipo comandado por Guillermo Vázquez Herrera, que de forma dramática y en definición desde el manchón penal, pudo por fin alzar un título, tras siete finales consecutivas en que salió derrotado.

Con trompetas, tambores y platillos, armaron una fiesta que llamó la atención de los turistas que llegaban de viaje y se encontraban ahí para recibir a amigos y familiares, quienes desconocían en muchos casos la razón de tanta gente reunida en el lugar.

Los seguidores de la "Máquina", colocaron mantas y trapos en las paredes y bardas por donde se esperaba la salida de los jugadores, mientras no dejaban de cantar y brincar como si estuvieran en el Estadio Azul, pero sin causar molestias a los usuarios de la terminal aérea.

Ataviados en su mayoría con playeras celestes, los aficionados del conjunto cementero, que la víspera conquistó por tercera vez en su historia el torneo de Copa, no cesaron de gritar "Azul, azul, azul" y otros gritos de batalla, mientras esperaban la llegada del vuelo procedente de Cancún, donde el equipo entrenó esta mañana.

La fiesta para los cruzazulinos, por lo menos para los aficionados continuará, luego que la noche del miércoles algunos de ellos ya se reunieron en el Ángel de la Independencia, tras la victoria sobre Atlante. El equipo, a su vez deberá concentrarse para el partido de la Jornada 14 de la Liga MX, donde el sábado frente a Xolos de Tijuana.

Notimex