ROBERTO REYES
23 de mayo de 2013 / 03:34 p.m.

Monterrey• Un gran reventón lleno de color invadió la tarde-noche de ayer a Ciudad Universitaria, logrando que miles de jóvenes explotaran al ritmo de rock, ska y de más ritmos.

Bandas como Genitallica, A Band of Bitches, Inspector, entre otras, prendieron a gran número de estudiantes que asistieron desde temprana hora al evento Somos UNI, un concierto realizado por el día del estudiante, pero con una noble causa.

En punto de las 15:00 horas el público empezó a abarrotar el Parque Hundido de beisbol de la UANL, donde ya estaba instalado un gran escenario que prometía mucha espectacularidad.

El open corrió a cargo del grupo Vinylico, Galactics Beans, Desperdicio y grupo Los Tridens, quienes prendieron la chispa a una mecha de dinamita pura.

Y es que Miami Mami y Cabrito Vudú poco a poco consumían la mecha, aun cuando una lluvia de color se esparció por todo el parque, bañando a unos jóvenes que a gritos pedían ser cubiertos en colores rojo, naranja, azul y verde.

El alcohol no hizo falta durante el festival de música, pues sólo las emociones bastaron para que el ambiente fuera excepcional.

Band of Bitches fueron los culpables de abrir la puerta al descontrol, con su “Noreste caliente”, provocando que los más de cinco mil jóvenes reunidos enloquecieran.

Como en todos los eventos lo mejor llega al final, y esta vez fue de la mano de Genitallica e Inspector, quienes acabaron con las energías de los miles de enfiestados.

Al ritmo de “Chikitita”, “Borracho”, “Trasero” y “Ya nada es igual”, Beno, Gallo, Andrés y Antulio hicieron vibrar aún más en el espacio al aire libre.

Antulio subió al escenario a sus dos pequeños hijos, quienes también se adentraron en el reventón.

Sin duda la más esperada de la noche fue “Con cualquiera”, donde aprovecharon para irse entre el público y aventar condones inflados.

Inspector apareció prometiendo cerrar con broche de oro el evento y lo cumplió, pues nadie se fue hasta que cantó su último tema; hasta hubo quienes le solicitaban a gritos regresar.