28 de enero de 2013 / 04:03 p.m.

San Pedro.- Tras ser presentados con bombo y platillo a finales de noviembre pasado, la alcaldesa de Monterrey, Margarita Arellanes Cervantes, confirmó ayer que el 30 por ciento de los 500 nuevos policías capacitados por la Secretaría de Marina para operar en el municipio todavía carecen del porte de arma.

Además, hay otro 20 por ciento que no ha sido ingresado a la base de datos de Plataforma México, aún cuando es requisito indispensable para las corporaciones policiacas.

Al advertir que la autorización se encuentra en proceso, la edil panista minimizó esta situación, pues dijo que los requerimientos de la población regiomontana en materia de seguridad son en otro sentido, con lo cual dejó entrever un cambio en la estrategia y el perfil operativo de los uniformados.

Según Arellanes Cervantes, los vecinos le han exigido que los policías vigilen las calles sin armas y con el rostro descubierto, por lo que la falta de porte de arma no representa una afectación directa a los operativos y actualmente ya se encuentran activos.

“"Ya están ahorita todos en calle, no necesariamente con porte de armas, porque también en muchas de nuestras colonias nos están pidiendo esa Policía de Proximidad que no necesariamente está armado…son aproximadamente 150 (los que faltan)"”, expresó la edil cuestionada al respecto.

Arellanes aseguró que existe dentro de las colonias un rechazo al uniformado con armas largas y el rostro cubierto que comenzó a implementarse por la presencia del crimen organizado.

Sin embargo, durante las últimas semanas el requerimiento ha sido en el sentido de que se realice un cambio en esta forma de operar, aseguró.

“"(Los Policías) no necesariamente requieren tener el porte de armas para que salgan a la calle, hay muchos (en esa condición). Fíjate hay muchas colonias que nos piden el policía de barrio, nos dicen: ‘nosotros no queremos ver el policía encapuchado, no lo queremos ver con el arma larga, lo que queremos es que el policía esté aquí con nosotros, que sea una persona que esté vigilando y que tenga un contacto directo con la sociedad"’”, refirió Arellanes Cervantes.

Sin precisar plazos, la presidenta municipal sostuvo que los policías se encuentran a punto de recibir el visto bueno de la Secretaría de la Defensa Nacional para obtener el permiso, en tanto que otro grupo aspira a recibir la autorización para el manejo de armamento pesado y que aún está pendiente.

“"Algunos se van a capacitar o se están capacitando para las armas largas, que es un trámite adicional, se requiere un permiso específico por parte de la Sedena, y bueno, estamos en esos trámites, pero muchos de ellos, te repito, aunque van a tener su cédula única de identificación policial, muchos de ellos no va a ser necesario que tengan armas"”, insistió.

Arellanes reveló este domingo que adicional a la falta de porte de arma, existe un 20 por ciento de elementos que todavía no son ingresados al sistema de Plataforma México, paso indispensable marcado por la autoridad federal para el control de los policías del país.

“"Están en proceso, deben de faltar unos 80 ó 100 a lo mucho"”, confirmó a pregunta expresa la alcaldesa.

Los elementos capacitados por la Secretaría de Marina, de los que se prevé la incorporación de 500 más hacia el mes de septiembre, tomarán las riendas de la Policía de Monterrey en reemplazo del personal que integraba la Policía Regia.

Claves

Aun en trámite

-Margarita Arellanes reconoció que los trámites ante la Secretaría de la Defensa Nacional y el Sistema Nacional de Seguridad para sus nuevos policías no han podido concluir.

-Estos 500 elementos representan la apuesta más importante de la adminisración de Monterrey en lo que respecta a seguridad, para lo cual recibieron un entrenamiento exprés de la Marina.

-A pesar de no contar con el porte de arma ni estar dados de alte en Plataforma México, estos uniformados ya están actualmente operando en la calle, según la alcaldesa regiomontana.

LUIS GARCÍA