17 de abril de 2013 / 08:46 p.m.

Salinas Victoria • Luego de denunciar la desaparición de su esposo, quien es guardia de seguridad, a manos de varios hombres que se introdujeron a su casa en Salinas Victoria, las autoridades dieron a conocer que el hombre está bajo arraigo por su probable participación en dos homicidios, entre estos el del detective Ramón Jasso.

Se trata de Erik Javier Pérez Ortiz, de 33 años, habitante de la avenida Las Torres, en la colonia Emiliano Zapata, en el citado municipio, detenido por elementos de la Agencia Estatal de Investigaciones.

Fue su esposa Lucila Mendoza Sánchez, quien aseguró que su marido fue sacado a la fuerza por varios sujetos, entre ellos una mujer, sin saber de quiénes se trataba.

Después de que nadie le decía el paradero de su esposo, tras la noticia pública las autoridades dieron a conocer que Pérez Ortiz fue elemento de Seguridad Pública del Estado, donde en los últimos años como oficial, presuntamente laboraba para un grupo del crimen organizado como informante.

Trascendió que luego de un crimen al sur de Monterrey, en un auto donde huyeron los presuntos homicidas se encontraron las huellas dactilares de Erik Javier, además de supuestamente haber participado en el asesinato del comandante Ramón Jasso, en la colonia Cumbres Santa Clara, al poniente de la ciudad.

El subprocurador de Justicia en Nuevo León, Javier Flores Saldívar, recibió a Lucila Mendoza informando la situación a ella, además de que la joven mujer interpuso la denuncia ante la Visitaduría por la manera en que actuaron los ministeriales al no identificarse, por lo que se dijo, las autoridades van a proceder contra ellos.

IRAM OVIEDO