23 de enero de 2013 / 12:49 a.m.

Durango • En el caso de los policías municipales y trabajadores administrativos que fueron detenidos el pasado viernes por la Fiscalía del Estado, en el municipio de Lerdo y Gómez Palacio, y tras la declaración ministerial, se informó que serán liberados 91 elementos de seguridad y sólo 64 quedarían en calidad de arraigados.

De acuerdo con información proporcionada por el secretario general de Gobierno, Jaime Fernández Saracho, conforme avanzaron las indagatorias, algunas personas fueron recuperando su libertad como son los trabajadores administrativos y cadetes.

Un total de 64 trabajadores de las policías preventivas municipales de Gómez Palacio y Lerdo quedaron bajo arraigo, medida cautelar concedida por el Juez Penal en turno, para continuar la indagatoria en relación a los hechos que se les imputan por probables nexos con grupos del crimen organizado, informó la fiscal General del Estado de Durango, Sonia Yadira de la Garza Fragoso.

Agregó además que en relación con las 159 personas que el pasado viernes fueron trasladadas a la ciudad de Durango para comparecer por los mismos hechos, cuatro fueron puestos a disposición del Juez Penal en cumplimiento a una orden de aprehensión, 91 empleados de las corporaciones municipales ya fueron puestos en libertad al no contar con los elementos necesarios para que continuar bajo investigación.

Asimismo se cumplimentó con posterioridad una orden de aprehensión en contra de un servidor público, así como dos órdenes de aprehensión más en contra de particulares.

La funcionaria precisó que una vez realizada la solicitud de arraigo ante el Juzgado Penal, se concedió la medida cautelar contra 64 empleados de estas corporaciones por un plazo de 30 días.

Término que pudiera duplicarse en caso necesario, pero igualmente si antes de ese tiempo se tuvieran los elementos, se ejecutará la acción penal.

Respecto a los liberados, la Fiscal General en Durango detalló que algunos de ellos se encontraron no aptos en sus exámenes de Control y Confianza en tanto que otros que efectuaban labores policiacas, deberían aún participar en el curso de capacitación y adiestramiento requerido para la renovación de la licencia colectiva de portación y uso de armas de fuego, de acuerdo a las disposiciones legales del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

Dijo que será determinación de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado admitirlos como agentes activos, en virtud de los convenios firmados con los Ayuntamientos, por los cuales, las corporaciones municipales quedarán bajo el mando de esta instancia.