21 de noviembre de 2013 / 07:13 p.m.

Los cuatro delincuentes que fueron detenidos la noche de ayer durante la liberación de un hombre que fue secuestrado, ya están a disposición del Ministerio Público y se encuentran a la espera de ser arraigados.

La noche de ayer, luego de una intensa movilización policiaca se dio con la detención de estos delincuentes que portaban armas cortas.

Los detenidos serán arraigados por 30 días por el delito de secuestro y portación de armas, sin embargo si se les relaciona con otros delitos, el arraigo podría extenderse.

Los  elementos del grupo Antisecuestros de la Agencia Estatal de Investigaciones, fueron contactados por la familia cuando denunciaron el caso.

El afectado de quien no se dieron sus generales, tenía al menos cinco días secuestrado y se estaba negociando su liberación mediante un pago de rescate, mismo que no se llevó a cabo por la oportuna intervención de las autoridades.

La víctima se encontraba en cautiverio en una bodega abandonada de la avenida López Mateos número 156 y la calle Puebla, en la colonia Díaz Ordaz, en San Nicolás de los Garza.

En la fachada se lee la razón social "J.J. Motors", donde se realizaba anteriormente la compra-venta de autos siniestrados y autopartes.

Las indagatorias llegaron hacia el poniente de Monterrey donde ubicaron varios sospechosos a bordo de una camioneta, marcándoles el alto, pero los agentes fueron recibidos a balazos.

La persecución terminó por la avenida Morones Prieto, donde lograron la captura de al menos dos sujetos, quienes confesaron que en la bodega abandonada tenían al comerciante secuestrado, delatando a sus cómplices.

En una acción relampagueante, los efectivos fueron a dar con el local del cual se apoderó el grupo delictivo, "reventando" el negocio en donde localizaron a la persona afectada, quien estaba amordazada y maniatada.

Con información de Dora Irene e Iram Oviedo