8 de febrero de 2013 / 03:20 p.m.

Monterrey • La Procuraduría de Justicia arraigó a un presunto delincuente que se desempeñaba como ‘halcón’ para los integrantes de la célula del crimen organizado que opera en el municipio de Hidalgo, donde el pasado 25 de enero secuestraron y asesinaron a los integrantes del grupo Kombo Kolombia y a sus colaboradores en el staff.

El detenido que quedó bajo investigación del agente del Ministerio Público especializado en robo de vehículos fue identificado como Orlando Garza, a quien apodan ‘El Erus’.

Ante la autoridad, Orlando negó haber participado en la masacre, pero conoce a los presuntos responsables.

Orlando Garza fue capturado el pasado martes por elementos de la Policía Estatal de Caminos que lo sorprendieron tripulando una camioneta Ford Lobo que le robaron a una persona que transitaba por la carretera a Monclova, a la altura del municipio de Abasolo y en la cual protagonizó una persecución antes de ser sometido.

En ese robo participó uno de sus cómplices, quien logró escapar antes de que estrellaran la camioneta que habían robado.

Aunque al ser detenido por los uniformados estatales, ‘El Erus’ confesó su participación en el secuestro y plagio de los músicos, al quedar en manos de los elementos de la Agencia Estatal y ser investigado por el caso, finalmente relató que sólo trabaja como ‘halcón’ para los criminales que aniquilaron a la agrupación.

Orlando Garza aseguró que el día de los hechos supo que los músicos iban a tocar en la cantina ‘La Carreta’, la cual está ubicada en la carretera que conduce al paraje conocido como Potrero Chico, en el municipio de Hidalgo.

Pero, afirmó desconocer los planes que tenían los sicarios del grupo delictivo que opera en Hidalgo, Abasolo y Mina, con los que colabora desde hace tiempo.

Dijo que ese día sólo le ordenaron mantener la vigilancia en uno de los puntos ubicado cerca del negocio de donde se llevaron a los músicos.

El arraigado agregó que al concluir sus horas como ‘halcón’ regresó a su domicilio y un día después se enteró que habían asesinado a los muchachos que contrataron para la tocada que habían organizado en la cantina ‘La Carreta’.

REDACCIÓN