28 de mayo de 2013 / 12:39 p.m.

Ciudad de México  • El gobierno federal presentó la Unidad de Búsqueda de Personas Desaparecidas, que contará en principio con 12 agentes del Ministerio Público seleccionados por padres de familia que desde hace años piden la intervención de las autoridades para localizar a sus hijos.

En entrevista con MILENIO, el procurador general de la República, Jesús Murillo Karam, señaló que apenas están sentando las bases de esta unidad, que tendrá también personal especializado en criminología egresado de la Universidad Autónoma de Nuevo León, entre otras instituciones.

Adelantó que la PGR contará con servidores especializados en cada una de sus fiscalías. Estos funcionarios públicos, apuntó, tendrán garantizado un puesto permanente para que los asuntos no sean abandonados como ocurría en el pasado.

Murillo Karam comentó que el presidente Enrique Peña Nieto ordenó hacer uso de los recursos necesarios para que opere esta unidad de búsqueda y por ello analizan el tamaño del reto.

“Es una unidad nueva, apenas la creamos, hace nueve días se generó, todavía no tiene presupuesto; tendrá el presupuesto que se requiera después de haber medido el tamaño del problema. Ponerle un presupuesto ahorita sería una invención, pero no ha habido ningún problema de recursos, no me hacen falta recursos para la unidad”, expresó.

Dijo que los 12 agentes del Ministerio Público Federal recibirán apoyo de la Policía Federal para realizar sus investigaciones y fueron elegidos por los propios padres de desaparecidos.

“Yo les propuse que, en razón de que conocían mejor a los agentes del Ministerio Público, porque llevan años en esto, los fueran calificando y los fuéramos incorporando a la organización; los primeros 12 son los que ellos (las familiares) me dijeron que son buenos.

“Nos decían ellos: ‘El problema es que nos ponen un investigador y al rato viene otro asunto y lo cambia, y eso es volver a empezar’. Entonces, van a ser permanentes en la unidad, por eso se creó la unidad, para que tenga sus investigadores permanentes".

—El registro que tienen de desaparecidos, ¿de cuánto es?

—Estamos apenas en el periodo de depuración. Se acuerda de aquella cita (de la subsecretaria de Gobernación, Lía Limón) que decía 26 mil; estamos ahorita con todos los gobernadores, porque ese es el registro que nos mandaban las procuradurías de los desaparecidos, pero nunca nos mandaron los que habían encontrado.

“Entonces, ahorita estamos en el proceso de ir descontando los que aparecieron o que tenían otro tipo de… que no era precisamente una desaparición, todavía no terminamos, no es fácil depurar”, puntualizó.

De ese registro y del que aporte la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se podrá contar con una base de datos único, bajo la operación de la unidad.

Horas antes, el subprocurador de Derechos Humanos de PGR, Ricardo García Cervantes, aseguró que dicha unidad carecía de decretos que le dieran capacidad jurídica, además de que tampoco tenía un espacio para trabajar.

Al darle la palabra a Jaime Olivares, quien ofrecería un mensaje a nombre de los familiares, expuso: “En solidaridad con mis compañeros aquí presentes, me reservó el derecho de hablar”.

El secretario de Gobernación se refirió a lo que declaró García Cervantes: “Cuando el subprocurador dice que está aún insatisfecho, es que se tienen que cubrir algunos procedimientos, me refiero a acuerdos entre áreas, transferencias de recursos y, por supuesto, localización de espacios para dar el servicio que se requiere, aquí y en las regiones”.

“Decirle esto es actuar con transparencia, es decirles que estamos trabajando para ello y que estamos cumpliendo hoy, porque hoy formalmente se da la salida de la unidad".

Al término del acto, cuando el secretario de Gobernación y el procurador, así como Lía Limón, se acercaron los familiares de desaparecidos, algunos los abrazaron. Solo cuatro padres que no participaron en la creación de la unidad gritaron y lanzaron consignas, porque consideraron insuficiente y apresurada la creación de esta unidad.

Rubén Mosso