4 de mayo de 2013 / 02:15 a.m.

Sin importar el desproporcionado aumento a los boletos, el largo viaje a la Ciudad de México y que aún cala la derrota del Clásico, la afición de Tigres empredió el viaje a una nueva invasión felina, esta vez al estadio Azteca y apoyar a Tigres contra América en el último duelo del torneo regular.

Se estima que cerca de 20 mil seguidores felinos consuman esta nueva invasión felina.

Desde las 18:00 horas, unos 40 autobuses estaban listos en el estadio Universitario para esperar el arribo de los seguidores felinos y trasladarlos toda la noche a la capital del país.

En otro puntos de la ciudad, también salieron decenas de autobuses, repletos de porras familiares y cientos de integrantes de la barra Libres y Lokos; además de los que viajaron en autos particulares y en avión.

Raúl Villarreal