23 de febrero de 2013 / 05:06 p.m.

Monterrey  • Para enfrentar el déficit de áreas verdes que heredó la actual administración, el municipio de Monterrey inició una estrategia que consiste en el arranque de una campaña denominada Monterrey Verde y realizarán un estudio para definir exactamente cuántos metros cuadrados de zona arbolada hay por habitante.

Brenda Sánchez, secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología, declaró que ya sembraron más de dos mil 100 árboles, y en este 2013 estará listo el citado estudio que realizará una universidad local.

Aunque el estudio –que estará listo en próximos meses- arrojará también de forma exacta qué zonas de la ciudad se deben de arborizar, la funcionaria aclaró que eso no implica que no trabajen ya en ese aspecto.

Además de cumplir con los metros cuadrados de área verde por habitante que marcan los estándares internacionales, otros objetivos son reducir la contaminación del aire y mejorar la temperatura, y de paso cumplen también con el compromiso establecido en el decálogo Alcalde ¿cómo vamos?

“La alcaldesa Margarita Arellanes ha dado instrucciones de arborizar principalmente la zona norponiente de Monterrey en virtud de que ahí se concentra el mayor índice de contaminante también se concentra un porcentaje muy alto de la población que fue creciendo exponencialmente y eso generó un aceleramiento de la población y denota también mucha falta del cuidado de los espacios verdes.

“Por eso nosotros estamos yendo a comunidades donde tengan ciertas características en donde nosotros podamos arborizar con especies nativas de la región que garanticen la supervivencia. Esta campaña de Monterrey Verde lo que busca es precisamente cambiarle el clima a la ciudad, cambiarle la temperatura a la ciudad, tener un suelo más resistente, y evidentemente, se considera que entre más arborización haya, existirá una mejor calidad del aire”, dijo.

Agregó que además, los árboles que se están sembrando, cuyo grosor del tronco es de hasta 12 pulgadas, –que son nativos en su totalidad- ya son georeferenciados, por lo que se contará con un control más preciso sobre ellos.

La estrategia también contempla establecer un comité técnico para este tema y una coordinación con la Dirección de Patrimonio y la Secretaría de Servicios Públicos para actualizar la cartografía municipal en relación a las áreas verdes con que cuenta el municipio.

Sánchez pidió a la ciudadanía colaborar en esta campaña de arborización mediante el cuidado de los árboles o incluso acudiendo ellos mismos a regar y también a solicitar que las áreas municipales o parques de sus barrios sean arborizadas.

Reponen plantas

Durante una helada que se presentó en febrero de 2011, miles de árboles se secaron, al no aguantar la baja temperatura, sin embargo, con los que ya se sembraron, está por cumplirse esta reposición, con la diferencia de que ahora sí son nativos.

Los árboles que se sembrarán son el olmo, anacahuita y encino, en diversas modalidades, informó la secretaria de Desarrollo Urbano y Ecología de Monterrey, Brenda Sánchez.

RICARDO ALANÍS