10 de julio de 2013 / 01:15 p.m.

Monterrey • Tras iniciar la construcción hace un par de semanas, el municipio de Monterrey prevé estrenar el nuevo edificio de la Academia de Policía durante el mes de septiembre.

Se trata de la primera extensión o campus de la Universidad de Ciencias de la Seguridad, acreditada por dicha instancia al igual que los profesores, que impartirán el modelo educativo ofrecido por el estado en sus aulas, explicó José Ramírez, director de Tecnología y Proyectos de la Policía de Monterrey.

Los primeros trabajos de desmonte y aplanamiento de la superficie ya son visibles en el terreno ubicado detrás del edificio del C4, que forma parte del centro de operaciones Alamey.

“La Universidad de Ciencias de la Seguridad tiene un cupo limitado, parte de su esfuerzo de reclutamiento y de formación de elementos tiene que ver con la Policía Estatal, con Fuerza Civil.

"Entonces evidentemente en esta corresponsabilidad el municipio y el estado trabajan de manera coordinada para poder satisfacer el número de elementos que requieren las fuerzas de seguridad", indicó.

Las aulas en las que se capacita a los cadetes que integrarán el esquema Politrán se ubican en el edificio del C4, al igual que los laboratorios de tiro virtual, explicó asimismo el funcionario municipal.

Una vez concluidos los trabajos de la universidad municipal, la capacidad instalada para generar nuevos elementos subirá de 200 a 350 alumnos, divididos en 7 salones.

Las materias serán impartidas por 18 instructores, que de acuerdo a la ley, fueron avalados por los esquemas de confianza del Gobierno del Estado.

"Va haber maestros ya acreditados por la Universidad de Ciencias de la Seguridad, los cadetes van a estar en formación eventualmente en la academia regional noreste y algunas otras materias aquí en la Universidad de Ciencias de la Seguridad", sostuvo Ramírez.

La administración municipal prevé que las instalaciones multipliquen la cantidad de elementos graduados y acelere la recuperación del déficit existente en recurso humano dentro de la Policía, que constantemente pierde efectivos por deserción.

"Ya con estas instalaciones se permite a la propia Policía de Monterrey generar su propio proceso de formación de manera continua, permanente. La Policía es un área de alta rotación de personal, además del número que se aspira a tener de elementos, el trabajo de formación es permanente", refirió el funcionario.

El complejo universitario de seguridad se adecuará con un área de usos múltiples, una explanada cívica y un restaurante, ubicado en un terreno contiguo que fue negociado con un particular.

LUIS GARCÍA