20 de agosto de 2013 / 12:36 p.m.

Apodaca • Daños materiales cuantiosos, fue el saldo que dejo un choque entre una pipa cargada con arcilla y el ferrocarril en el municipio de Apodaca Nuevo León, cuando presuntamente el conductor de la pipa no respetó el silbato del tren, logrando salir ileso pese a lo aparatoso del accidente.

Fue poco después de las 18:30 del lunes cuando se registró el percance a la altura de kilómetro 19 aproximado de la carretera que conduce de Apodaca al municipio de Juárez, cuando el vehículo de carga con doble remolque salía de una empresa donde había cargado el material.

De acuerdo con la información proporcionada por las autoridades, el conductor de la pipa fue identificado como Pedro Sierra García de 30 años de edad, que a pesar de lo aparatoso del accidente resultó sin lesión alguna, siendo detenido por las autoridades correspondientes de vialidad de este municipio.

En tanto que el maquinista fue identificado como Sergio Hugo Escudero Rodríguez, quien dijo a las autoridades que se dirigía a la ciudad de Altamira Tamaulipas con 26 vagones cuando sobrevino el accidente.

Testigos del percance, señalaron que el ferrocarril accionó el silbato al pasar por el lugar, pero que el conductor de la pipa que salía de la empresa Kate Klein hizo caso omiso del aviso del tren, siendo impactada la pipa y arrastrada por 72 metros hacia el sur, del lugar inicial del impacto.

Este accidente, provocó toda una movilización de los cuerpos de bomberos y Protección Civil municipal, quienes realizaron las maniobras con grúas de gran tonelaje para poder retirar el vehículo colisionado, y que se encontraba cargado con 25 mil kilos de arcilla liquida.

Al lugar fueron enviados también elementos de la secretaría de vialidad, para dar agilidad al tráfico ya que por la hora en que se registró el accidente, se comenzó a congestionar la carretera Juárez-Apodaca, dando agilidad al tránsito, puesto que los tanques no obstaculizaron la arteria ya que terminaron en la lateral de las vías del ferrocarril, únicamente el tráfico era detenido por los agentes viales por algunos momentos en los que se requería que las grúas realizaran maniobras.

Ahora el conductor de la pipa esta en calidad de detenido según señalaron las autoridades de vialidad para que responda por los daños ocasionados, además del tiempo de espera del ferrocarril que estuvo detenido en el lugar por cerca de 10 horas.

ALBERTO VÁSQUEZ