1 de julio de 2013 / 01:13 a.m.

Monterrey.- Porque las artes marciales pueden ser un recurso defensivo en contra de las agresiones por parte de los delincuentes, maestros especialistas sugieren a la población capacitarse para evitar ser víctimas de algún hecho delictivo.

Ante la situación, que priva en algunos sectores, la defensa personal es un método utilizado contra posibles delincuentes y agresores urbanos.

La idea es ver las artes marciales como un arma efectiva ante una agresión por uno o varios individuos, sin perder la verdadera esencia de la filosofía oriental-el desarrollo y la unión.

Esto es fundamentalmente un método de defensa y los ataques van cambiando, es un sistema que está siempre en evolución y utiliza todo aquello que funciona en situaciones reales, especialmente entre las mujeres, quienes a menudo son blanco de las agresiones.

Redacción