14 de marzo de 2013 / 04:05 p.m.

Monterrey • Técnicamente sus manos estarían incapacitadas para realizar cualquier actividad física, pero a sus 76 años don Juan Antonio Derbez Segura trabaja con igual o mayor entusiasmo que cualquier joven vigoroso.

Además, se da espacio para practicar su pasatiempo que también se convirtió en terapia: el modelismo.

Su filosofía es contundente: “"Si luchas contra la incapacidad, creo que puedes lograr muchas cosas, no deteniéndote y luchar contra ella"”.

Estudió mercadotecnia y se gana la vida como consultor en altas tecnologías, como dirían las nuevas generaciones: "nada qué ver"; pero don Juan Antonio se mantiene constantemente ocupado compartiendo su vasta experiencia a importantes empresas y trabajando en ”"un poquito de todo"”, como él lo llama.

Hace 15 años, la artritis empezó a manifestarse en sus manos. En un principio enfrentó dificultades para hacer las cosas, pero descubrió que, pese a que sus dedos comenzaron a deformarse, nunca sufrió dolor.

“"Trato de educar la mano, para que siga haciendo las actividades normales"”.

Entonces, emprendió una autoterapia: el modelismo. Y, con material de deshecho comenzó a armar lo que su inquieta imaginación le dictaba.

Una de sus más recientes obras es la replica a escala de la Santa María, la carabela insignia de Cristóbal Colón durante su histórico descubrimiento de América.

Palitos de paleta, abatelenguas, pedacería de plástico, cordeles cuidadosamente trenzados, forman parte de esta pieza, para cuya elaboración don Juan Antonio ha necesitado cuatro meses, en los ratos libres que le deja su constante actividad laboral.

JOEL SAMPAYO