14 de marzo de 2013 / 01:10 a.m.

Monseñor Rogelio Cabrera López dio la bienvenida al nuevo sumo pontífice, el papa Francisco I, a nombre de la Iglesia de esta ciudad.

Monterrey.- • El arzobispo de Monterrey, monseñor Rogelio Cabrera López, se congratuló con la reciente designación del papa Francisco I.

Tras reconocer el pontificado de Benedicto XVI, Cabrera López dio la bienvenida al nuevo sumo pontífice a nombre de la Iglesia de esta ciudad.

“Con grande alegría y gratitud a Dios Nuestro Señor, nos unimos a la felicidad que inunda a la Iglesia católica, al tener un nuevo sucesor del apóstol Pedro”, expresó el Arzobispo.

Durante una conferencia de prensa en la Curia Pastoral del Arzobispado, describió brevemente la trayectoria del cardenal Jorge Mario Bergoglio.

Del mismo modo, anunció que durante las misas en las iglesias de Monterrey, durante la presente semana, se hará mención sobre el reciente nombramiento de su santidad Francisco I.

“Para que en las misas que celebremos durante estos días, en particular el fin de semana, se eleve una sincera acción de gracias a Dios por mostrarnos su amor en la persona del nuevo Papa”, enfatizó.

Monseñor Cabrera destacó que uno de los retos del nuevo Papa y del propio catolicismo a nivel mundial es el de tener una participación activa en los procesos de pacificación.

Otro aspecto trascendente, dijo, es el de trabajar en las misiones y en las vocaciones sacerdotales y, en dicha labor, deberán intervenir todos quienes participan en la Iglesia.

“Quienes colaboran con él o van a colaborar con él en Roma, como también los obispos del mundo, nos uniremos también en ese dinamismo que seguramente él pondrá a la Iglesia. Nosotros vamos a pescar con él”, puntualizó.

El papa Francisco I ingresó a la Orden de los Jesuitas a los 21 años de edad. Fue ordenado sacerdote el 13 de diciembre de 1969 y consagrado obispo el 20 de mayo de 1992.

A lo largo de su ministerio, desempeñó diversos cargos, como miembro de Comisiones y Congregaciones en la Santa Sede, principalmente en los últimos años, siendo Arzobispo Primado de Buenos Aires, Argentina.

AGUSTÍN MARTÍNEZ