21 de abril de 2013 / 03:11 p.m.

México • Autoridades de seis estados reportaron 14 homicidios violentos relacionados al crimen organizado, entre ellos el del alcalde de San Salvador El Verde, Puebla, el priista José René Garrido Rocha.

De acuerdo con las primeras investigaciones, alrededor de las 3:00 de la mañana del sábado, dos sujetos irrumpieron en la casa del presidente municipal, localizada en la calle Jaime Nunó.

Los delincuentes, armados con pistolas, exigieron al alcalde y a su esposa dinero, joyas y otros objetos de valor.

Como Garrido Rocha se opuso, comenzaron a golpearlo hasta que le dispararon. Luego amordazaron a la esposa y los hijos del alcalde y huyeron.

En seguida la esposa hizo una llamada de auxilio y agentes del Ministerio Público y policías estatales acudieron al lugar.

Aunque el presidente municipal aún fue encontrado con vida, murió cuando era trasladado en ambulancia a un nosocomio cercano.

Elementos de la Procuraduría estatal interrogaron a la esposa y los hijos, pero hasta el cierre de esta edición no se informó si los agresores ya habían sido identificados.

Mientras, personal de la Secretaría General de Gobierno municipal arribó a la comunidad para localizar a Rodolfo Rojas Rodríguez, quien asumirá la presidencia de la alcaldía durante los meses que le restan a la actual administración.

En Sinaloa, la fiscalía estatal confirmó que alrededor de las 8:00 de la mañana del sábado fueron encontrados seis cadáveres en una camioneta abandonada en el kilómetro 196 de la carretera Internacional México 15, del municipio de Los Mochis.

Precisó que el vehículo, una Jeep Cherokee negra, placas VMV7231, había sido reportado robado el pasado 8 de abril.

Los seis estaban en el asiento posterior y la cajuela, cuatro de ellos estaban atados de brazos y piernas y tenían la cabeza tapada. Los otros dos estaban esposados.

Autoridades sospechan que las víctimas son jornaleros que habían sido secuestrados por un comando en días recientes.

Tras el hallazgo, en Los Mochis se realizó una reunión de seguridad emergente, de la cual no se dieron detalles.

La víspera, la Policía Ministerial realizó un operativo en Guasave, mediante el cual detuvo a tres sujetos con armas de grueso calibre y un vehículo con reporte robo.

En Gómez Palacio, Durango, una acción coordinada entre militares y policías acabó en un enfrentamiento a balazos con dos presuntos secuestradores, que dejó saldo de un muerto y un lesionado.

De acuerdo con la fiscalía estatal, los hechos ocurrieron alrededor de las 20:30 horas del viernes, cuando elementos del Ejército, agentes estatales y policías federales llegaron a la colonia Ampliación San Antonio para rescatar a un hombre plagiado, por quien se exigía un rescate de 2.5 millones de pesos.

Dos sujetos, uno de 14 años y otro de 27, dispararon contra las fuerzas del orden desde un automóvil Toyota azul marino, estacionado en un centro comercial.

Los militares y los policías repelieron la agresión y mataron al menor de edad, mientras el otro joven quedó herido. El hombre que estaba plagiado fue rescatado.

En Chihuahua, la Fiscalía General del Estado confirmó que en la capital fue ultimada Elizabeth Lares Valenzuela, quien era buscada por la DEA por el delito de narcotráfico, y sobrevivió a un atentado en junio de 2008.

La mujer, quien tenía varios impactos de bala, fue localizada en un paraje de las llamadas Curvas del Perico, ubicada a la altura del kilómetro 3 de la carretera libre Chihuahua-Ciudad Juárez.

Lares Valenzuela, quien se hacía llamar Vianey Juárez Carrasco, resultó herida en un ataque hace casi cinco años, en la esquina de la avenida Del Charro y la calle Henry Dunant de esta frontera.

En el atentado resultó con heridas de bala la madre de la hoy occisa, Bertha Valenzuela Ramos. Después del ataque, ambos cambiaron su lugar de residencia a la ciudad de Presidio, Texas.

Con posible relación a estos hechos, las autoridades localizaron a un menor abandonado en la central de autobuses Pistolas Meneses. El niño manifestó que no sabía dónde se encontraba su mamá Vianey, pues unos hombres lo dejaron en ese lugar.

Durante la entrevista, el menor, de quien se reservó su identidad, señaló que la noche del jueves, su mamá y otra mujer se fueron con unos hombres y que después él se quedó dormido en un sillón hasta que fue despertado para ser llevado a la central. En el estado hubo otras tres ejecuciones.

También hubo ultimados en Guerrero (1) y Torreón (1).

REDACCIÓN