24 de febrero de 2013 / 03:03 a.m.

El ex edil de Ángel Albino Corzo, Juan Enrique Farrera, denunció la irrupción en su domicilio de cuatro sujetos. Uno de ellos le disparó un arma y la bala le rozó la frente.

 

Chiapas.- Juan Enrique Farrera Esponda, ex alcalde de Ángel Albino Corzo (Jaltenango la Paz), denunció haber sido víctima de un roce de bala en la frente, en un intento de asalto dentro de su domicilio, ubicado en la zona comercial de dicho municipio.

Aproximadamente a las 08:00 horas de este sábado, cuatro sujetos, uno de ellos armado con una pistola calibre .22 milímetros, arribaron al domicilio de Farrera, donde también se encuentra instalada una farmacia con razón social “Del Ángel”, propiedad de esa familia.

Los hampones descendieron de un vehículo color rojo y se introdujeron a la vivienda e intentaron perpetrar un asalto, mismo que fue impedido por el ex presidente municipal, forcejeando con uno de los delincuentes al ver que amenazaban con el arma a su familia.

En la riña, el arma fue disparada accidentalmente por el asaltante, causando que una de las balas rozara la frente de Farrera, delante de su esposa y sus tres hijos menores de edad, quienes aterrorizados gritaron pidiendo auxilio.

Al momento de la detonación, los delincuentes escaparon a toda prisa.

Según el político, los sujetos serían delincuentes novatos, ya que demostraron gran nerviosismo durante la irrupción a su vivienda.

Descartó que se trate de un intento de asesinato por la delincuencia organizada. Mencionó que ni él ni sus familiares fueron atados o sujetos a interrogatorios según se especuló luego del incidente.

Farreral, quien fungiera como alcalde en el periodo 2011-2012, no ameritó atención médica especializada, siendo atendido en su propio domicilio.

Posteriormente interpuso la denuncia respectiva en la agencia del Ministerio Público de esa localidad.

Ángel Albino Corzo, también denominado Jaltenango La Paz, forma parte de los 90 municipios declarados en quiebra en la pasada administración.

Farrera fue acusado durante y después de su administración por presuntos actos de corrupción, abuso de autoridad y enriquecimiento ilícito, sin embargo, las autoridades judiciales no efectuaron acciones legales en su contra.

Durante enero pasado, 10 ex alcaldes y un ex síndico municipal fueron detenidos y se encuentran actualmente presos por los delitos de peculado y uso indebido del ejercicio público, entre otros, por denuncias presentadas por el Órgano de Fiscalización Superior del Congreso estatal ante la Procuraduría General de Justicia de Chiapas.

HERMES CHÁVEZ