25 de septiembre de 2013 / 12:02 a.m.

El argentino Omar Asad, técnico de Atlas, señaló que a él no le corresponde hablar de la situación que vivió su compatriota, el defensa Leandro Cufré, ya que él no tomo la decisión de separarlo ni de reintegrarlo al plantel.

"A mí ni me afectó, no tengo nada que ver, no es problema mío, se arregló el tema; de ese tema no habló porque no me salpicó para nada", dijo.

Explicó que pese a que Cufré habría pedido su salida de la dirección técnica de la "Furia Rojinegra", no tenía porqué pedir que se mantuviera su salida, ya que al final fue una decisión que había tomado la dirigencia.

"No tengo por qué objetar algo, porque es una decisión de ellos, si se iba tomar una decisión no sé por qué se cambió, se arregló, bárbaro", manifestó.

Asimismo, dejó en claro que el zaguero mundialista en Alemania 2006 está contemplado para ser titular el próximo domingo, cuando visiten a Guadalajara.

"Van a jugar todos, a mí no me afectó nada, no participé en nada, no puedo hablar de algo que no pasó conmigo, no estuve en reunión, así que no puedo hablar nada, lo arreglaron los dirigentes y ya no me afecta en nada", estableció Asad, quien también negó que haya pensado en quitarle el gafete de capitán.

Finalmente, señaló que esta situación no afectó en nada al grupo, el cual, aseguró, se prepara al cien por ciento para el duelo ante el "Rebaño Sagrado".

Notimex