Notimex 
14 de agosto de 2013 / 11:52 p.m.

 

 

Los Ángeles • La segunda esposa del cantante Michael Jackson, Debbie Rowe, aseguró que el "Rey del Pop" era adicto a las drogas de gran alcance al menos durante 12 años antes de su muerte.

De acuerdo con una entrevista al portal TMZ, Rowe ratificó la adicción de Jackson frente al tribunal; además, de que una médica dermatóloga también testificó hoy en el proceso por la muerte de Michael Jackson y lo confirmó.

Debbie pone de manifiesto que los médicos administraban Propofol al cantante para que durmiera durante ocho horas seguidas sin problemas, ya que en la década de los 80 y de los 90 conocía que Michael Jackson abusaba de los medicamentos prescritos por los médicos, pero que no supo de sus hábitos.

Asimismo, añadió que cuando a los médicos del cantante le anunciaron la próxima gira que llevaría a cabo, su psiquiatra le dijo que le mataría, ya que el ritmo de una gira mundial como las que Jackson llevaba a cabo, su cuerpo no podría aguantarlo en el estado de salud en el que se encontraba antes de morir.

Rowe aseguró que cuando dejó a Michael, en julio de 1997, él no era un adicto "sin control", pues había ido a rehabilitación y estaba abierto al tema.