27 de febrero de 2013 / 03:42 p.m.

El mandatario estatal dijo que esperan que las acciones se lleven a cabo de manera tranquila, por lo que trabajarán en conjunto para no suspender clases, por lo que ha estado en comunicación con los líderes de la sección 50 y 21.

 

Monterrey.- Con la intención de no interrumpir las clases y evitar las movilizaciones por parte de maestros en Nuevo León, el gobernador del Estado, Rodrigo Medina ha estado en comunicación constante con las secciones 50 y 21, reveló esta mañana.

“"No tiene nada que ver con asuntos de carácter político ni con la reforma educativa (la detención de Elba Esther Gordillo)", señaló Medina de la Cruz.

El gobernador señaló en rueda de prensa esta mañana que la detención de la líder del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación no tiene nada que ver con la reforma educativa, pues esta ya fue aprobada, o con alguna otra situación política.

Medina de la Cruz destacó que espera que las acciones por parte de maestros y Estado se lleven a cabo de manera tranquila, por lo que trabajarán en conjunto para no suspender clases en la entidad.

"“Esta es una acción en contra de la maestra Elba Esther Gordillo y no contra el sindicato de maestros"”, destacó el gobernante.

Además indicó que habrá otra reunión con la Secretaría de Gobernación hoy, por lo que se trasladará a la Ciudad de México nuevamente.

Para finalizar el mandatario informó que la reforma educativa va para adelante y en el Estado de Nuevo León se está trabajando para que en un plazo de seis meses se lleve a cabo las adecuaciones necesarias.

REDACCIÓN