22 de agosto de 2013 / 09:02 p.m.

Monterrey.- • Tras la polémica generada por las declaraciones del delegado estatal de Sedesol, Pablo Elizondo, el gobernador Rodrigo Medina salió esta mañana a matizar sus palabras.

El mandatario estatal aseguró que "por supuesto el dinero no era del gobernador", luego de que el funcionario federal afirmara que la Cruzada contra el Hambre se financiaba con recursos de Medina y del presidente Enrique Peña Nieto.

Indicó que se debe tener cuidado con este tipo de declaraciones, y consideró que las palabras de Elizondo buscaban apuntalar el origen de los recursos del programa federal.

Aunque se le cuestionó si las frases del delegado de Sedesol politizaban un evento social, Medina se limitó a señalar que los recursos utilizados en la Cruzada contra el Hambre son de la gente.

LUIS GARCÍA