9 de diciembre de 2013 / 03:15 a.m.

Más allá de que afirmó que América llega en el punto más alto de su aspecto mental a la final del Torneo Apertura 2013, el mediocampista Jesús Molina comentó que el rival que les toque en la serie por el título los obligará a mostrar su mejor expresión para aspirar al campeonato.

"Creo que sí (estamos fuertes en lo mental), más después de sacar este resultado, da una mentalidad positiva; venimos con el tope anímico muy elevado, tenemos mucho tiempo para trabajar, no confiarnos y ser humildes, como lo hemos sido toda la temporada".

Explicó que saben bien que Santos Laguna o León serán rivales de mucha dificultad, lo cual los obliga a ser conscientes que les falta el paso más importante.

"Falta mucho, no podemos echar las campanas al vuelo sin antes trabajar el partido, cualquiera de los dos rivales sería muy complicado, hay que trabajar el partido, tenemos tres o cuatro días para trabajar física y mentalmente", apuntó.

Comentó que más allá de que llegaron a este duelo en desventaja, "siempre hubo la confianza de parte del grupo de sacar esto adelante y gracias a Dios estamos en la final".

Finalmente, destacó que aunque su gol les permitió amarrar el resultado, es imposible no recordar la atajada de Moisés Muñoz a un remate del paraguayo Pablo Velázquez que llevaba etiqueta de gol.

"Gracias a Dios me tocó estar en el momento justo, dar un remate certero, un gran pase de Oswaldo (Martínez) y mencionar la que saca Moi antes del gol y porque si no la hace, otra cosa fuera. Hemos tenido la fortuna de estar nuevamente en la final y vamos por el bicampeonato", sentenció.

NOTIMEX