7 de abril de 2013 / 02:42 p.m.

México  • Con un espíritu renovado y tras la experiencia de producir teatro, Paola Nuñez regresa a las telenovelas en el personaje de Valeria González dentro del melodrama Destino, que se estrenará el próximo 8 de abril por Azteca 13.

En entrevista con ¡hey!, Nuñez asegura que es una mujer diferente, que ha logrado refrescarse después de lo vivido en los últimos años. Acepta haber iniciado con el pie izquierdo en actitud; sin embargo, considera que cambió su manera de pensar antes de que fuera demasiado tarde.

“Estoy convencida de que soy otra, una mujer mucho más madura”, afirmó.

“Han pasado 10 años de que me inicié en esta carrera y creo que he aprendido mucho de los trancazos que me ha dado la vida y sobre todo los fracasos”, aseguró la joven originaria de Tecate, Baja California.

“Creo que esos fracasos me han ayudado a ser la mujer que soy ahora y espero seguir teniendo fracasos porque son los que me han ayudado a aprender”.

“Hoy me doy cuenta de que las cosas no eran como yo creía en un principio, despegué los pies muy rápido del suelo, pero creo que todos los artistas pasamos por eso, nos sentimos dioses y de repente regresamos y nos damos cuenta que no solo no lo eres, sino que eres insignificante”, subrayó la actriz que ha dado vida a personajes emblemáticos en su corta carrera como La Barbieen Amor en custodia, Juana Micaela en Las Junas y Morena Madrigal en Pasión Morena, entre otros.Paola afirma no profesar una religión; sin embargo, el personaje al que dará vida le ha permitido ubicar un sentido espiritual dentro de su vida.

“Este personaje tendrá una comunicación muy bonita con la Virgen, hablará con ella como si fuera su amiga y es algo que me llama mucho la atención porque yo, Paola Núñez, estoy muy alejada de eso”, reveló.

“Creo que ese aspecto tan de los mexicanos podría llegar a hacer de Valeria un personaje entrañable para la agente, porque se trata de una conexión ingenua con una imagen tan importante para el pueblo mexicano”, agregó.

 MARÍA DE LOURDES TORRANO