28 de septiembre de 2013 / 02:08 a.m.

Morelia • El encargado de despacho de la Procuraduría General de Justicia de Michoacán (PGJE), Marco Vinicio Aguilera señaló que no se trata de “un chivo expiatorio”, la aprehensión de una persona de 24 años, quien presuntamente participó en el asesinato del diputado local Osbaldo Esquivel.

El hoy indiciado, fue detenido por elementos de la policía municipal de Zinapécuaro acusado de la comisión de delitos de narcomenudeo, pero al ser puesto a disposición del agente del Ministerio Público refirió haber participado en los hechos en los que perdió la vida el legislador local.

En conferencia de prensa, el procurador informó que entre pruebas periciales que inculpan, a quien se identificó como Manuel Gabriel, se encuentran el haber sido reconocido por uno de los testigos, además de que su declaración coincide con la reconstrucción de los hechos que realizó la PGJE el pasado 15 de septiembre, entre otros elementos.

“La función de la procuraduría no es crear chivos expiatorios, el detenido fue informado de todas sus garantías que la Constitución le otorga, y contó con la posibilidad de tener una defensa, entiendo que al momento de comparecer con la autoridad jurisdiccional para rendir su declaración preparatoria se reservó el derecho de hacerla”, afirmó Aguilera.

De esta manera, la hipótesis que fortalece la procuraduría como móvil del crimen es el robo, debido a que supuestamente el indiciado y 4 personas más intentaron despojar de sus pertenencias al diputado local cuando platicaba con un periodista en un puente ubicado en la salida a Pátzcuaro.

De acuerdo con el representante social se estimó que existieron los elementos suficientes para así solicitar al juez de la causa que librara una orden de aprehensión relacionada con el delito de homicidio, la cual fue obsequiada.

A decir de Marco Vinicio Aguilera, el representante del Poder Judicial quedó convencido de que existen elementos para que el detenido sea investigado por su posible participación en el crimen.

Según las primeras indagatorias, reveladas por el fiscal del estado, Manuel Gabriel refirió que el día de los hechos se trasladó a Morelia, junto con otras cuatro personas, con la finalidad de seguir ingiriendo bebidas embriagantes, como lo habían hecho durante las horas anteriores en el municipio de Zinapécuaro.

Sin embargo, al quedarse sin dinero decidieron cometer un asalto para poder continuar con la ingesta de bebidas embriagantes y estupefacientes. Supuestamente, las otras tres personas, que acompañaban al hoy indiciado ubicaron debajo de un puente al legislador y a un periodista, cuando platicaban, de esta manera fue que decidieron despojarlos de sus pertenencias utilizando un arma blanca.

De acuerdo con las primeras declaraciones, esta persona refiere que fueron sus acompañantes, no él, quienes privaron de la vida a Osbaldo Esquivel e hirieron al comunicador Pablo Madriz. El también subprocurador de Morelia mencionó que la Procuraduría General de Justicia del Estado está en la búsqueda de al menos tres hombres y una mujer, quienes según las indagatorias, participaron en estos violentos hechos.

El plazo para definir la situación jurídica del detenido fenece el próximo domingo, cuando el juez penal determine si existen elementos para dictar un auto de formal prisión e iniciar con el proceso correspondiente, aunque la defensa podría solicitar una ampliación del periodo.

Francisco García