8 de abril de 2013 / 09:02 p.m.

Hermosillo • La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) interpuso una denuncia penal contra un transportista que intentó introducir al país un embarque de baterías usadas sin las autorizaciones correspondientes.

Al querer entrar al país por la Aduana de Sonora, los agentes aduanales retuvieron un embarque porque su conductor no cumplía con algunos requisitos, entre ellos, el registro de verificación que exige la Profepa, informó Alan Munro López, delegado estatal de esta Procuraduría.

Al ver las inconsistencias entre los documentos de entrega, transporte y recepción de las baterías, se descubrió que el transportista no contaba con la autorización para el transporte de residuos peligrosos que emite la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

Por tal motivo se dispuso al conductor del trailer ante el Ministerio Público de la Federación, la unidad y mil 400 baterías usadas en desperdicio que serían recicladas en México.

Munro López expuso que las baterías contienen sustancias altamente peligrosas para el medio ambiente, como el electrolito ácido y el plomo, además de que puede causar daños a las personas.

Asimismo el mal manejo de los cascos o carcasas de los acumuladores puede provocar corrosión interna y externa en los mismos y su liberación de hidrógeno es altamente inflamable, puntualizó.

FELIPE LARIOS GAXIOLA/ CORRESPONSAL