11 de mayo de 2013 / 05:29 p.m.

México • Convencido que de que el roast es un ejercicio "Valiente y honesto", Héctor Suárez aceptó el tributo que su hijo Héctor Suárez Gomís y un grupo de colegas le rindieron, a través de un programa de Comedy Central que estuvo cargado de críticas y humor, respecto a su vida profesional y personal. Un acto que el comediante mexicano calificó como "catártico".

"Me voy a ahorrar mucho dinero en terapia", dijo Héctor Suárez luego de escuchar, una a una, las bromas que lo calificaron como "borracho", "mujeriego", "rabo verde", "violento", "golpeador", "mal marido", "mal padre", “conflictivo” y una serie de adjetivos con los que los Roasters se refirieron al homenajeado, del que fue el primer roast mexicano, un concepto de comedia y crítica.

En el roast de Héctor Suárez, que se grabó este jueves y que se transmitirá el próximo 19 de mayo por la señal de paga de Comedy Central, participaron Héctor Suárez Gomís, Martha Figueroa, José María de Tavira, Anabel Ferreira, Alexis de Anda, Hugo Pérez El Cojo Feliz, Mauricio Barrientos El Diablito, Daniel Tovar, Arturo Hernández y Javier Solórzano.

Llamados los roasters tuvieron la oportunidad de hablar sobre la vida del comediante, "sin restricciones", porque de eso se trata el roast, explicó Gomís (el roast master), previo a la grabación del programa en el Plaza Condesa.

A lo largo de la grabación, Héctor Suárez permaneció expectante sobre la "Silla caliente", detenidamente escuchó lo que cada roaster tenía que decirle. De vez en vez, el tono de la crítica y las bromas subía de nivel, sobre todo cuando se tocaba su vida privada, como en el turno de Arturo Hernández, quien aludió al gusto de Suárez por las mujeres menores.

Pero los golpes de palabras no fueron solo para Héctor Suárez, a cada roaster le tocó lo suyo. Empezando por Gomís. "Oye pelón, hace tiempo que no te veía, ¡sabes!, te veo algo pálido, ¡ah!, ya sé, debe ser por vivir tanto tiempo a la sombra de tu padre".

Sin duda, un programa cargado de comedia, pero sobre todo de mucha crítica que a Héctor Suárez le sirvió como catarsis para luego dejar ver que ese hombre, al que calificaron con el látigo de las palabras, ya quedó atrás. "En una época me desarmonicé con Dios, pero hoy me amo, y respeto", explicó el homenajeado, que llegó a la silla del roast para exponer su vida ante la comedia.

El programa de Comedy Central encargado de exponer al invitado a cómicas y fuertes críticas inició en 2011. Charlie Sheen fue el primer rostizado en la emisión estadunidense, además de obtener gran audiencia en su presentación en América Latina vía online. En 2012 tocó el turno al cantante y actor sudafricano Steve Hofmeyr.

Su postura:

Al final de la grabación, Héctor Suárez comentó que se había invitado a Eugenio Derbez para participar en el programa, pero "no vino porque no le dio permiso su papá Emilio", aunque el actor estaba en una de las primeras filas entre el público que estuvo invitado a la grabación que se transmitirá el 19 de mayo.

Sobre la restricción que le han puesto algunas televisoras, Suárez comentó: "Me dicen incómodo por no permitir que se pisoteen mis derechos".

IVETT SALGADO