4 de abril de 2013 / 12:02 a.m.

Cuernavaca • El pasado periodo vacacional de Semana Santa fue el peor en todos los sentidos para los discotequeros y propietarios de bares en la capital del estado de Morelos, debido a la reducción de clientes, productos de la creciente ola de violencia como también a la imagen ganada ante el país por los efectos de la inseguridad, concluyó en su informe de trabajo el presidente del ramo, Alejandro Morera Silva.

“No nos fue bien. En la cuestión nocturna, comparado a otros estados, no tuvimos la afluencia esperada. Se registró la peor Semana Santa de los últimos seis o siete años”, refirió Morera Silva, quien apenas la semana pasada también propuso que los taxistas de la capital de Morelos y de las zonas turísticas del interior del estado sean incorporados al esquema de los exámenes de confianza, al igual que los miembros de los cuerpos policiacos.

Al evaluar los saldos de la pasada Semana Mayor, uno de los periodos vacacionales tradicionalmente más importantes para Morelos y Cuernavaca debido a que el clima favorecer la actividad en balnearios, parques, zonas arqueológicas, paseos y museos, Morera Silva, quien encabeza la Asociación Nacional de la Industria de Discotecas Bares y Centros de Espectáculos (ANIDICE)

Los pésimos resultados registrados por los miembros de la ANIDICE, no son diferentes a los de otros miembros del ramo, adheridos a otras agrupaciones, toda vez que son las mismas autoridades las que registran el deterioro económico que representa para estas negociaciones el tema de la violencia y la inseguridad. De acuerdo con información recabada con propietarios, gerentes y hasta meseros de diversos centros de diversión como los referidos, la ausencia de clientes en estos centros también está aparejada con los cobros de piso, los secuestros, las ejecuciones, los homicidios y otras actividades delictivas que influyen a que la gente no salga por las noches.

Aunado a lo anterior, Morera consideró que en el pasado periodo vacacional el principal problema que se tuvo en torno a la afluencia turística, fue la falta de promoción en el mercado interno y regional; “fue innecesaria la promoción en el extranjero, cuando los verdaderos ingresos se dan por los visitantes de los estados circunvecinos”, apuntó.

Morera Silva, consideró que a pesar de lo difundido por el Gobierno de Morelos refirió que en materia de promoción turística, Morelos se vio tibio en comparación a otros destinos turísticos como el DF, Estado de México, Hidalgo y sus balnearios o Taxco, en Guerrero; que le roban a Morelos y a la ciudad de Cuernavaca, cada vez más, un número mayor de visitantes.

DAVID MONROY/ CORRESPONSAL