1 de marzo de 2013 / 11:18 p.m.

Acapulco, Gro. • El ex secretario de finanzas del gobierno municipal priista, José Luis Ávila Sánchez, aclaró que derivado de la desinformación generada por un comunicado de prensa del actual gobierno de Luis Walton Aburto, y dijo que hasta marzo del 2012 no se realizaron transferencias que no tuvieran fundamento en la ley.

"La fiscalización no está sujeta a modas o caprichos, ni al servicio de intereses políticos, es una obligación Constitucional".

"Y corresponderá de igual forma, a la Auditoría Superior de la Federación y a la Auditoría General del Estado, escudriñar la correcta aplicación de recursos de la administración actual, es una responsabilidad que nadie puede eludir", señaló el ex funcionario municipal Ávila Sánchez.

Dijo que cumplieron satisfactoriamente con la entrega de todas las cuentas públicas en tiempo y forma, de acuerdo a los plazos legales, se ha cumplido con todos los requerimientos de los órganos fiscalizadores.

Incluso, José Luis Ávila, dijo que la politización de un tema técnico ya no engaña a nadie, y que serán los órganos competentes (la AGE y la ASF) los que realicen el deslinde de responsabilidades.

Explicó que en el lapso que encabezó el gobierno de Acapulco, Manuel Añorve Baños hasta marzo de 2012, jamás se realizaron transferencias que no tuvieran fundamento en la ley.

El también ex candidato a diputado federal, señaló que "Tal como se puede comprobar con los expedientes técnicos de proyectos y programas ejecutados, que obran en poder de la Auditoría General del Estado".

"De igual forma, en ese lapso de gobierno, nunca se dejó de pagar a ningún trabajador y siempre se cumplieron a cabalidad, las responsabilidades propias de un Ayuntamiento de Acapulco", expresó.

Por lo anterior, para el actual gobierno, resultaría conveniente encauzar las energías, en beneficio de Acapulco, donde se requieren más obras, mejor seguridad, pero sobre todo armonía social, finalizó.

JAVIER TRUJILLO