4 de junio de 2013 / 11:35 p.m.

Acapulco • Durante la puesta en marcha de la operación “Mochila Segura”, efectivos de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Civil de Acapulco, lograron asegurar cinco machetes, y reveló que al interior de centros educativos de la UAG operan bandas organizadas.

Lo anterior fue informado por el titular de Seguridad Pública, Jesús Cortés Jiménez, quien informó que a raíz de los hechos de violencia registrados en el puerto de Acapulco entre estudiantes de secundaria y preparatoria, se implementaron dispositivos de seguridad en los centros educativos.

“Hasta el momento van más de quince machetes, cinco navajas y una pistola de juguete, que se les quitan a los jóvenes, se les encuentran entre sus pertenencias como la mochila”, dijo.

También reconoce el titular de la SSPYPC, en Acapulco, que existen bandas organizadas que operan al interior de las preparatorias de la Universidad Autónoma de Guerrero, por lo que ya son investigadas para evitar que sigan dañando a los jóvenes estudiantes de estos centros escolares.

Cortez Jiménez, preciso que han detectado seis bandas juveniles que operan en cuatro de las preparatorias del puerto, y que han generado constantes enfrentamientos que han dejado como saldo estudiantes lesionados, detenidos y un estudiante muerto.

Por otra parte refirió que la dependencia a su cargo está buscando conseguir recursos del extranjero para instalar un programa de cámaras de seguridad en todas las escuelas del puerto de Acapulco.

“Estoy viendo la forma de conseguir un recurso, ya no nacional, un recurso internacional para poder poner cámaras esto si se puede poner en cada una de las escuelas, pero la cámara no solo va a inhibir.

“El centro de monitoreo para esta cámara, gente especializada que este observando los monitores, comandantes operativos que sepan donde tienen al recurso más importante que van a ser los elementos que van a estar afuera”, explicó.

El jefe policiaco explicó que el problema de las bandas juveniles en las preparatorias de Acapulco, no es asunto nuevo, sin embargo en los últimos meses se ha incrementado al grado de convertirse en una situación preocupante para la sociedad y para los directores de las preparatorias 2, 7, 17 y 27 de la UAG.

 — JAVIER TRUJILLO