13 de agosto de 2013 / 01:10 p.m.

Michoacán • Un grupo armado entró de madrugada a un domicilio de Tuxpan, Michoacán, y disparó contra una familia que desde enero huyó del Estado de México por un conflicto con la delincuencia organizada. El saldo es de siete personas muertas y nueve heridas.

La Procuraduría General de Justicia de Michoacán informó que el ataque ocurrió en una casa de la colonia La Catalina, sobre la carretera que comunica a Tuxpan con Zitácuaro.

Hasta ese lugar llegó un comando, cuyos integrantes llevaban fusiles de alto poder. Los agresores dispararon contra las personas que se encontraban ahí, incluidos varios menores.

En la vivienda murieron seis personas, entre ellos dos niños, mientras que 10 más resultaron heridas y trasladadas a varios nosocomios de la zona. En el trayecto una más pereció, por lo que en total fueron siete las víctimas mortales de estos hechos.

Las primeras líneas de investigación de la procuraduría estatal permitieron conocer que la familia era originaria del municipio de Luviano, en el Estado de México, donde tuvieron un conflicto con un grupo delictivo que opera en dicha entidad.

Por ello, desde el enero pasado decidieron trasladarse al municipio de Tuxpan, donde fueron recibidos por un familiar.

El secretario de Gobierno de Michoacán, Jaime Mares, informó que las víctimas formaban parte de un grupo de 36 personas, todos provenientes del estado vecino, quienes huyeron de la violencia del crimen organizado.

También señaló que los presuntos asesinos provenían también del Estado de México y precisó que las víctimas habían recibido amenazas de muerte.

Los cadáveres fueron trasladados al Servicio Médico Forense de la capital michoacana, además de que se integró la averiguación previa 183/2013-I por los delitos de homicidio y lesiones.

Las nueve personas heridas fueron llevadas a diversos nosocomios de la capital michoacana. Las autoridades informaron que solo una se reporta delicada.

En el municipio de Los Reyes, la procuraduría estatal halló dos cuerpos colgados a un árbol.

Los hechos ocurrieron en cerca de la localidad conocida como Santa Clara, donde los vecinos dieron aviso a la policía local. Los cadáveres fueron trasladados al Servicio Médico Forense y se desconoce su identidad.

En días pasados, en ese mismo municipio, un grupo armado disparó en plena plaza principal contra un grupo de manifestantes, lo que dejó varios muertos.

Sobre el clima de inseguridad que afecta a esa entidad, el secretario de Gobierno, Jaime Mares, dijo que el proyecto de la administración estatal no se centra solo en la seguridad, sino en amplio programa para atender las necesidades de la gente.

"Se está preparando una verdadera ofensiva social con actividades de diferente naturaleza" que pronto serán anunciadas por el gobernador Jesús Reyna, señaló.

Con esta ofensiva social que preparamos la gente de los municipios afectados por la violencia en la Tierra Caliente tendrán beneficios económicos y obras de infraestructura, adelantó el responsable de la política interna en la entidad.

Como parte de esa estrategia, el pasado fin de semana las secretarías de Política Social y de la Mujer promovieron en esta zona de Michoacán diversos programas estatales.

Por el momento, dijo, "lo verdaderamente relevante es que en las últimas semanas no ha habido hechos de sangre en ninguno de los seis municipios de la región", por lo que se seguirá trabajando hasta recuperarlos plenamente, dijo Mares.

Dijo que no solo se trabaja en esa región y en ese tema. También "he iniciado el contacto con los presidentes de todos los partidos y esta semana vamos hablar con cada uno para revisar sus agendas y fortalecer el Acuerdo por Michoacán”".

FRANCISCO GARCÍA DAVISH