13 de junio de 2013 / 12:50 a.m.

 Torreón • Javier Hernández Rodríguez, de 45 años, quien es hermano del actor y cantante Pablo Montero, fue asesinado a acuchilladas por varios desconocidos, quienes huyeron del lugar, durante la madrugada de este miércoles, informaron las autoridades ministeriales, de la Procuraduría de Justicia de Coahuila.

Los hechos ocurrieron sobre la avenida Ocampo, entre las calles Degollado y González Ortega, dentro del sector centro, mientras que la mujer que lo acompañaba ingresó gravemente herida, a la clínica de servicios médicos de la Cruz Roja, en donde quedó internada en el área de urgencias.

Según los primeros reportes policiacos, los hechos se presentaron alrededor de la una de la mañana de este miércoles, cuando se solicitó el apoyo de una ambulancia de la Cruz Roja, ya que a las afueras de la finca con el número marcado 132, de la avenida antes mencionada, dos personas resultaron heridas con arma punzo cortante.

Los paramédicos al arribar atendieron a los lesionados, pero al revisar a uno de ellos se percataron de la ausencia de signos vitales, mientras que una mujer que responde al nombre de Luz María Videgaray Rodarte, de 43 años de edad, todavía se encontraba con vida, por lo que fue trasladada de inmediato al hospital.

El reporte médico indicó que la dama presentaba múltiples heridas ocasionadas por arma punzo cortante, en el rostro, espalda y brazos, por lo que fue asistida de urgencia, ya que había perdido demasiada sangre.

El agente del Ministerio Público de la Mesa de Homicidios acudió al lugar de los hechos y procedió a realizar las primeras investigaciones pertinentes, asimismo, se ordenó que el cadáver de Javier Hernández fuera enviada a las instalaciones de la morgue del Hospital Universitario, en donde quedó a disposición de un médico legista, quien se encargó de las diligencias correspondientes, a través de la práctica de la necropsia de ley.

Dentro de las investigaciones que realizaron las autoridades ministeriales, el cuerpo de Hernández Rodríguez estaba tirado sobre la banqueta y vestía solamente un calzoncillo negro, asimismo, la ropa se hallaba a varios metros de distancia y un cuchillo cebollero todo ensangrantado se encontraba a un costado del cuerpo.

 — MILENIO.COM