18 de agosto de 2013 / 04:51 p.m.

Cancún • La Policía Judicial de Cancún confirmó la muerte de un hombre en la Región 227 de esta ciudad, quien presuntamente fue confundido con un sujeto conocido como El Topo, relacionado con el asesinato del coordinador de servicios de patrullaje y vigilancia de Seguridad Pública, Gumersindo Martínez Gómez, el pasado miércoles.

Los hechos ocurrieron el viernes a las 22:30 horas cuando dos sujetos a bordo del taxi 1550 del sindicato “Andrés Quintana Roo” llegaron a la casa número 20, de la Manzana 8 de esa Región y preguntaron por El Topo.

Cuando el dueño de la casa, Albino Fernando López Herrera, de 29 años de edad, acudió llamado por su esposa, abrieron fuego contra él y se retiraron caminando, mientras la víctima agonizaba con tres heridas de bala.

La mujer del ejecutado, Lidia Beatriz Chi López, declaró que su esposo no era quien buscaban los sicarios y aseguró que fue una equivocación de estos.

Lidia Beatriz proporcionó el número y placas del taxi, afirmó que al escuchar los disparos y ver a su esposo muerto, salió de su casa y alcanzó a ver el taxi que se retiraba.

Agentes de Seguridad Pública municipal, policía Judicial y del Ejército, acordonaron el área para levantar el cadáver y abrir la averiguación previa del caso.

Simultáneamente se desplegó un operativo en la ciudad en busca de los autores del crimen, que según los investigadores tiene relación con el asesinato del comandante Martínez Gómez.

Por otro lado, en Cozumel una llamada anónima avisó a la policía a las 23:15 horas de este sábado que el cadáver de una persona, con tres disparos, uno de ellos en la cabeza, apareció en un camino de la colonia irregular Las Fincas.

Agentes de la Judicial encontraron el cuerpo sin vida de un joven a quien las autoridades identificaron como Didier Can González, quien recibió tres disparos, uno de ellos en la cabeza y que le desfiguró el rostro.

El reporte del forense precisó que la ejecución se perpetró en el lugar donde fue encontrado, la víctima presentaba evidencias de tortura, al lado del cadáver se encontraron tres casquillos percutidos de nueve milímetros.

La policía informó que Didier Can tenía antecedentes como vendedor de drogas, aunque esperaban que en el curso de este domingo se reciban mayores datos.

Hasta el momento en la isla de Cozumel se han registrado 15 ejecuciones, incluida ésta. Además dos presuntos delincuentes: Carlos Yair Cohuó Pérez, alias El Satanás y Jorge Antonio Villanueva, El Camotes, fueron levantados recientemente por desconocidos.

 — FERNANDO MERAZ/CORRESPONSAL