9 de mayo de 2013 / 11:17 a.m.

Monterrey • La Procuraduría de Justicia investiga el homicidio de un abogado que fue asesinado el pasado martes en la noche de un balazo en la nuca, mientras se bañaba en su domicilio ubicado en la colonia Residencial Cumbres, en Monterrey.

La muerte del litigante que fue identificado por su esposa como Tomás Robles González, de 51 años de edad, trascendió alrededor de las 21:00 de ese día.

La testigo descubrió el hecho al llegar a la vivienda ubicada en la calle Columbia, número 448, en la mencionada colonia.

En un principio, se mencionó que el litigante de asuntos civiles y mercantiles podría haber muerto a consecuencia de un accidente al caer desnudo y golpearse la nuca, mientras se bañaba en su recámara ubicada en el segundo piso del domicilio.

Sin embargo, al realizar las diversas diligencias en el lugar, los elementos del grupo de homicidios y peritos de la dirección de criminalística y Servicios Periciales detectaron una ojiva de bala.

Además, la autopsia reveló que el profesionista murió a consecuencia de una lesión craneoencefálica producida por arma de fuego.

Aunque, hasta ayer los investigadores no establecían algún motivo para seguir una línea de investigación y esclarecer el caso, trascendió que el robo se descartó, porque él o los presuntos responsables no se llevaron nada de la casa.

Los ministeriales tampoco detectaron desorden en el lugar, ni forzaduras en ninguna de las puertas, por lo que presumen que él o las personas que asesinaron a Robles González lo conocían y posiblemente tenían acceso a su vivienda.

Sin embargo, no cuentan con suficientes elementos por el momento para confirmar esa extraña situación.

REDACCIÓN