30 de marzo de 2013 / 01:10 a.m.

Uno de los homicidios ocurrió en el municipio de Linares, donde un hombre confesó haber dado muerte a una mesera, mientras que en Galeana, la dama falleció al ir en un vehículo y enfrentarse contra policías estatales.

 Monterrey.- • En dos eventos diferentes, dos mujeres fueron encontradas sin vida en Linares y Galeana, Nuevo León; ambos casos fueron investigaciones de la policía.

En Linares, agentes ministeriales detuvieron a una persona armada el pasado miércoles, en la colonia San Felipe, al norte de esta ciudad, quien confesó que hace quince días dio muerte a una mesera, al parecer por pertenecer a un grupo contrario al de él.

El detenido identificado como Roberto Hernández Lerma, alias "El Peine", confesó, según una fuerte policial, que la mujer laboraba en un antro, ubicado por la calle Hidalgo, y hace unos 20 días, agarró la parranda con dos jóvenes de Linares y fueron a terminar a China.

Explicó que al regresarse de madrugada por la carretera rumbo a General Terán, a la altura del paraje El Rebaje, el automóvil presentó una falla mecánica y los dos amigos se quedaron en el interior ingiriendo bebidas. Mientras que la mujer regresó a China en un raid que le dieron para buscar a un mecánico.

En ese lapso, dijo Hernández Lerma, un grupo armado llegó a donde estaba el auto dañado, los interrogaron, golpearon y torturaron, dejándolos muy heridos.

El detenido responsabilizó a la mujer de la agresión que sufrieron.

Dijo que al día siguiente que salía de laborar del antro en Linares, ésta fue levantada por dos pistoleros y según el detenido, pensaba que partencia a otro grupo rival y por eso la asesinó prendiéndole fuego y dejando el cuerpo abandonado en una brecha cerca de la presa Cerro Prieto.

El cadáver calcinado fue encontrado la noche del pasado jueves por personal de Servicios Periciales.

En tanto que en Galeana, policías estatales de camino, ubicaron un vehículo sospechoso la madrugada de este viernes, pero al marcarle el alto al conductor para una revisión de rutina, este los agredió disparando un arma de fuego

Fue así como se desató una persecución que terminó por el camino a Rayones, en el paraje Puente de Dios, donde dieron muerte a una mujer.

En el lugar ubicaron una fosa con restos humanos y tres jóvenes logaron darse a la fuga, entre el monte.

Trascendió entre policías, que ese punto era un campamento de pistoleros por otras evidencias encontradas en un área de unos ocho metros a la redonda.

REDACCIÓN