18 de febrero de 2013 / 01:06 p.m.

Monterrey, Ciénega de Flores • Un fiscal federal y su hermano fueron encontrados sin vida en el interior de un vehículo de reciente modelo que fue abandonado en la autopista a Nuevo Laredo, la tarde de este domingo en el municipio de Ciénega de Flores.

Este doble homicidio que es investigado por autoridades de la Procuraduría General de la República fue reportado de manera anónima a las autoridades locales quienes iniciaron las indagatorias en la carretera a la altura del kilómetro 42.

En este sitio se encontró un vehículo Passat blanco con placas de circulación SNP 1122 del Nuevo León el cual se encontraba estacionado en un baldío ubicado a 20 metros de la autopista.

Los agentes de homicidios de la Agencia Estatal de Investigaciones encontraron en el interior de la cajuela a los dos hermanos que de inmediato fueron identificados por los compañeros de la PGR.

De manera extraoficial se dijo que el Fiscal asesinado sería Manuel Balmori Garza, quien en vida y hasta hace unos días se desempeñó como Subdirector de la PGR en la zona sur del estado de Nuevo León.

Las fuentes explicaron que el otro occiso sería el hermano del agente y quien en vida sería un piloto aviador.

Se dijo que el Ministerio Público tendría menos de un mes en este cargo después de ser trasladado desde la ciudad de Nuevo Laredo hace unos años; otro de los datos que se investigaban hasta la noche de ayer era la presunta desaparición de otro hermano del agente en la ciudad de Nuevo Laredo y que funge como Sub director operativo de Seguridad Pública en la mencionada ciudad.

OTRO EN PUEBLO NUEVO

Por las calles de la colonia Pueblo Nuevo en el municipio de Apodaca, caminaba sin ninguna preocupación Miguel Ángel Ochoa Guzmán de 35 años de edad.

Sobre la calle Río Aconcagua y Rio Acaponeta, varias personas hacían fila para poder comprar alimento en un puesto de tacos, cuando de pronto un disparo llamó la atención de toda la concurrencia.

Solo vieron pasar un automóvil compacto a toda velocidad y segundos después los gritos de una persona que solicitaba ayuda, Miguel Ángel Ochoa Guzmán había recibido un certero disparo en la cabeza.

Los habitantes de esta colonia salieron de sus viviendas para observar a la víctima, quien se encontraba tirada en el cruce de las calles Río Aconcagua y Río Pastaza.

Acompañados de un numeroso grupo de policías, llegaron los paramédicos de Protección Civil de Apodaca, pero fue en vano, el disparo había destrozado el cráneo de Miguel Ángel lo que le provocó la muerte.

En cuestión de minutos la Agencia Estatal de Investigaciones se apodero de la escena del crimen, cerró las calles para poder obtener información sobre lo sucedido.

Pero al momento que se levantaban las evidencias, les informaron que tan solo unas cuadras adelante estaba abandonado, el automóvil utilizado para perpetrar este violento asesinato.

CRIMEN EN LA CARACOL

Un grupo de sujetos armados acribilló a un joven que se encontraba parado en una esquina de la colonia Caracol la noche de ayer; las autoridades relacionan el caso a problemas de narcomenudeo.

Hasta la media noche solo se sabía que el joven era conocido como Francisco de 22 años de edad y quien vestía pantalón de mezclilla azul, y sudadera a cuadros.

El cuerpo del menor quedó tendido justamente en la esquina de Quinta Zona y según las indagatorias presentaba al menos 6 impactos de un rifle de alto poder.

Claves

Las indagatorias

-De manera extraoficial se dijo que el fiscal asesinado sería Manuel Balmori Garza, quien en vida y hasta hace unos días se desempeñó como subdirector de la PGR en el sur del estado.

-Al parecer el agente del Ministerio Público tendría menos de un mes en este cargo después de ser trasladado desde la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, hace unos años.

-Aunque las autoridades estatales iniciaron las indagatorias, fueron los agentes de la PGR quienes finalmente se encargarán de las investigaciones del violento suceso.

REDACCIÓN