2 de enero de 2013 / 10:35 p.m.

El hombre que asesinó el primero de enero a un vecino, en Monterrey, fue presentado por las autoridades; argumentó que el hecho fue realizado en defensa propia.

 Monterrey, NL.- • Por defender a su esposa de un vecino, quien supuestamente intentó abusar sexualmente de ella, un hombre fue detenido tras asesinar a machetazos a otro la madrugada del 1 de enero, en la colonia Ancira, en Monterrey.

El hombre detenido responde al nombre Juan Ángel Lizcano Gaytán, de 29 años de edad, con su domicilio en el número 1423 de la Colonia Ancira, en la capital del estado.

Mientras que el ahora occiso fue identificado como Pablo Efraín Valle Esparza, alias el "Tatuado", quien contaba con 32 años de edad al momento de su muerte, y vivía junto a su presunto homicida, pues habitaban en una vecindad con patios compartidos.

Según las primeras declaraciones de Lizcano Gaytán, él se encontraba conviviendo con otro vecino de la zona, y cerca de las 2:00 de la mañana del martes 1 de enero escuchó los gritos de su esposa, quien presuntamente estaba siendo agredida por el ahora occiso, el cual habría intentado llevarla a su domicilio para abusar sexualmente de ella.

El ahora detenido dijo que al ver los hechos intento detener la agresión, pero Pablo Valle comenzó a golpearlos con un tubo de aluminio, por lo que fue a su domicilio, sacó un machete y dio muerte a "el Tatuado".

El dictamen médico refiere que el hoy occiso recibió varias heridas profundas en la cabeza, al parecer a causa de un machete, lo que le habría provocado la muerte.

La pareja huyó al domicilio de un hermano del presunto agresor, ubicado en el municipio de Apodaca; sin embargo, al día siguiente regresó al lugar de los hechos donde fue detenido por los agentes de la Policía Ministerial.

Ángel Lizcano dijo a los elementos investigadores que el ahora occiso se drogaba con marihuana afuera de su domicilio, y no era la primera vez que intentaba hacer tocamientos a su esposa, pero, aunque daban aviso a la policía, esta nunca intervino, por lo que actuó en defensa propia.

CON INFORMACIÓN DE REYNALDO OCHOA