11 de junio de 2013 / 12:17 a.m.

Comuneros de San Miguel Chimalapa enviaron una misiva al presidente Enrique Peña Nieto en la que le solicitan detener “"actos de provocación"” de funcionarios y ganaderos del estado chiapaneco, a quienes acusan de volver a invadir su territorio.

Oaxaca • Las autoridades municipales y comunales de San Miguel Chimalapas, sentenciaron que no liberaran a los siete invasores retenidos, hasta en tanto no se presenten en las mesas de diálogo para lograr su liberación autoridades del gobierno de Chiapas.

Asimismo los Comuneros de San Miguel Chimalapa enviaron una carta al presidente Enrique Peña Nieto en la que le piden que detenga los “actos de provocación” de funcionarios y ganaderos del estado de Chiapas, a quienes acusan de volver a invadir su territorio.

Este lunes llegó a la comunidad de Benito Juárez, una misión de funcionarios del gobierno estatal encabezadas por el responsable regional de la Secretaría General de Gobierno en la zona del Istmo de Tehuantepec, Rodrigo Velásquez García, y el subprocurador de Justicia José Matus Cruz, quienes trataron de mediar con las autoridades de la zona para lograr la libertad de los retenidos, tras 24 horas de cautiverio.

Sin embargo, el presidente municipal de San Miguel Chimalapas, José Medel, advirtió que no habrá negociación hasta que se presente alguien del gobierno de Chiapas y se compromete a no invadir más su territorio.

En la entrada a la congregación de “"Benito Juárez"”, los comuneros y habitantes han colocado una gran cadena, además de diversos obstáculos como barricadas para impedir el ingreso de la fuerza pública.

Mendel advierte que el pueblo está dispuesto a todo y no permitirá que esta vez los invasores sean rescatados por la policía, sin que antes haya la firma de un pacto de no intromisión de la soberanía.

Los retenidos, seis hombres y una mujer-, originarios de San Cristóbal y Mal paso Chiapas fueron detenidos por los indígenas zoques, tras pretender crear y fundar un nuevo ejido dentro de la zona el litigio entre Oaxaca y Chiapas.

Los retenidos también han declarado que cuenta con el respaldo político y económico del presidente municipal de Cintalapa, Chiapas y del ganadero Javier Moreno, quien los incitaron a generar la violencia en Oaxaca, para frenar los juicios de amparo y la controversia que se encuentra en manos de ministros de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

A la par fue dado a conocer el contenido de una carta enviado por las autoridades municipales y comunales de Santa María y San Miguel Chimalapas, dirigido al presidente Enrique Peña Nieto, donde los pueblos y comunidades exigen que se detenga los “"actos de provocación2” de funcionarios y ganaderos del estado de Chiapas, a quienes acusan de volver a invadir su territorio y violar su soberanía.

OSCAR RODRÍGUEZ