6 de agosto de 2013 / 06:07 p.m.

El de hoy ha sido el primer entrenamiento abierto al público desde que el equipo llegó el lunes a Asia. Algunos de los asistentes han comprado las entradas para el entrenamiento, mientras que había otros que estaban invitados por el promotor del partido y las empresas patrocinadoras. Además, también había espectadores que con la entrada del partido recibían una invitación para asistir a la sesión.

El argentino Leo Messi, el último en salir al terreno de juego, ha sido nuevamente el jugador más aclamado por los aficionados locales, muchos de los cuales iban vestidos con las camisetas del Barça y con alguna pancarta singular: "Te amo Tello" o "Fàbregas eres el mejor papa".

En el exterior del estadio, con capacidad para cerca de 50.000 espectadores, había numerosos espacios de encuentro personalizados con la imagen de los jugadores. Hinchables, zona de juegos y puntos de restauración daban color a una ciudad que ya vive con intensidad el partido de mañana miércoles.

En lo que respecta al aspecto puramente deportivo, Jonathan Dos Santos y Cristian Tello han continuado haciendo trabajo específico de recuperación. El resto de la plantilla ha comenzado con unos rondos y posteriormente se han repartido en tres equipos y han hecho partidos en un tercio del campo.

Ha sido el momento más agradecido por el público, que ha celebrado todos los goles como si se tratara de un encuentro oficial.

La lluvia que ha caído en el tramo final no ha enfriado la pasión de las gradas. Y, al final de la sesión, los jugadores han repartido camisetas y balones entre el público.

EFE