Israel Santacruz 
28 de julio de 2013 / 02:06 a.m.

 

Monterrey.- • Luego de que las cifras delictivas son cada vez menores en la capital regiomontana, la Policía de Monterrey dejó entrever la posibilidad de buscar asignarse la seguridad de todo el municipio y, aunque esto pudiera no ser en el corto plazo, la idea de resguardar por completo la seguridad en la capital de Nuevo León es latente o al menos así lo señaló el director de la corporación, Augusto Cruz Morales.

El titular de la corporación señaló que se ha avanzado correctamente en la reducción de los delitos y, aunque aún no es el momento para dar este paso, este es analizado en forma para que en un futuro pueda concretarse.

“De hecho, para eso es la academia, para ir obteniendo policías formados con la misma doctrina, que tengan el mismo pensamiento de colaborar con la ciudadanía, tránsitos que van a salir de ahí con la misma percepción de servir, de servir no de ser vil, servir a la sociedad. Que generemos mayor cantidad de gente con el fin de que a la larga se pueda recuperar el territorio. Que se va lograr no lo sé, pero de que estamos en eso, estamos en eso”, afirmó.

¿Es el objetivo?, se le cuestionó a Cruz Morales, quien se limitó a responder de manera afirmativa.

Hasta el momento, el municipio de Monterrey se encuentra resguardado en las zonas poniente, oriente y centro a la policía municipal, mientras que el sur y norte por Fuerza Civil, dividiendo con ello la atención al ciudadano.

Al inicio de la administración de Margarita Arellanes, el Semáforo del Delito marcaba en rojo para la capital regiomontana los homicidios dolosos, violaciones, cristalazos y robos a bancos, mientras que actualmente solo el delito de violaciones se mantiene en rojo con siete hechos durante junio.