30 de mayo de 2013 / 11:25 a.m.

Monterrey • El ataque a balazos en contra de un bar causó la movilización de las autoridades preventivas y los cuerpos de auxilio, sin que se reportaran personas lesionadas sólo algunos daños en las instalaciones, hecho que ya es investigado por las autoridades.

El atentado se dio poco después de la media noche en el antro denominado "El Torito Sinaloense" que se ubica en avenida Del Estado y la calle Prolongación Agrónomos, de la colonia Tecnológico en la zona sur de la ciudad, hasta donde arribaron unidades de la Fuerza civil y de la Cruz Verde de Monterrey, luego de hecho el reporte.

Una fuente allegada al caso informó que de acuerdo con la versión de algunos testigos, fueron los ocupantes de un automóvil Bora en color blanco, los responsables de estos hechos, quienes pasaron por el lugar y realizaron al menos 10 detonaciones de un arma larga.

De acuerdo con la fuente, la fachada presentaba al menos 7 impactos de arma de fuego, encontrando esparcidos en la calle varios casquillos 7.62x39 de los utilizados por los “cuernos de chivo”, pero por fortuna no hubo reporte de personas heridas.

Las primeras investigaciones señalan que los ocupantes del vehículo sospechoso, que había sido robado a temprana hora, circulaban por la avenida Del Estado de oriente a poniente y detuvieron la marcha frente al mencionado bar para realizar las detonaciones cuando en el negocio se encontraban varios clientes y empleados.

Algunas personas que se dedican a cuidar carros en el lugar, fueron interrogados para determinar las placas donde viajaban los sujetos que cometieron el atentado, sin embargo, no se lograron conseguir datos precisos, sólo la información proporcionada por algunos testigos del ataque.

Ante la movilización de las autoridades, algunos vecinos salieron para observar las acciones pero ninguno aportó información a las autoridades y se resguardaron de nueva cuenta en sus viviendas atemorizadas por los hechos ocurridos.

El sector fue acordonado para resguardar las evidencias, dando aviso a la policía ministerial para que realizaran las investigaciones, y recogieran las evidencias que quedaron en el lugar tras el ataque.

Información extra oficial señala que dicho vehículo fue reportado a las autoridades preventivas e investigadoras desde temprana hora porque había sido robado con violencia, sin que se especificara el lugar y la hora de los hechos.

Dentro del negocio, quedaron algunos clientes y empleados que fueron interrogados por las autoridades investigadoras en relación a los hechos.

REDACCIÓN