1 de junio de 2013 / 04:25 p.m.

Las sedes del Racing de Avellaneda y Villa del Parque, fueron atacadas esta madrugada con bombas molotov, después de la derrota ante Quilmes 1-0.

El duelo argentino era polémico, debido a que se decía que el Racing perdería a propósito para afectar al Independiente, con este resultado se complicó la situación de los rojos, acérrimo rival de los de Avellaneda.