5 de junio de 2013 / 07:26 p.m.

El ataque donde fueron baleadas cuatro personas en un negocio dedicado a la venta de tarimas, podría tratarse de una represalia por no pagar una cuota de protección, según trascendió.

Hasta el momento, tres de los heridos se encuentran fuera de peligro, mientras que uno de ellos identificado como Luis Martínez Martínez de 41 años, quien aparentemente era dueño del negocio, sigue grave dado que la mayor parte de las balas fueron dirigidas a él.

Aunque no confirmó ninguna versión, el vocero de Seguridad en Nuevo León, Jorge Domene, informó que los tres heridos son Basilio Martínez de la Torre de 56 años, Santiago Alfonso Gómez Coutiño de 19 y Juan Rafael Hernández Hernández de 28, quienes se encuentran fuera de peligro pero aún hospitalizados.

El ataque ocurrió en el negocio de tarimas ubicado en Primera Avenida y Vía Matamoros, en la colonia Garza Cantú.

— REDACCIÓN