8 de febrero de 2013 / 01:31 a.m.

Guadalajara • El titular de la Secretaría de Salud Jalisco (SSJ), José Antonio Muñoz Serrano, sostuvo que fue adecuada la atención médica a la niña que fue madre, presuntamente a los nueve años de edad, incluida la colocación de un implante anticonceptivo, pues la menor "regresaba a un entorno violento".

"Es una violación. A los derechos de una niña y actuamos en consecuencia. La Norma Oficial Mexicana 046 habla de la responsabilidad de la institución y nuestra responsabilidad es dar la atención médica, la orientación y proporcionar todas las facilidades a la procuraduría para la investigación y lo estamos haciendo", puntualizó.

El secretario enfatizó también que los padres de la niña son los primeros responsables de su embarazo a tan corta edad, y se les deberá indagar.

"A mí me parece que la Procuraduría (de Justicia) tendría que investigar y por supuesto que los familiares que se encuentran muy cerca de la niña son los primeros involucrados y tendrán que ser los primeros sospechosos", indicó, tras apuntar que además con las reformas en materia de abuso sexual infantil en el estado, en estos casos también se puede imputar responsabilidad, si se comprueba negligencia y omisiones de los cuidadores.

Muñoz Serrano lamentó que algunos organismos civiles critiquen la atención médica que se le dio a niña por colocarle un implante subdérmico con el consentimiento de su madre, a fin de evitar que pueda quedar embarazada otra vez, y en cambio se desvíe atención de lo verdaderamente condenable: la violación.

El secretario de Salud dijo que la niña requiere atención psicológica para evitar "graves consecuencias" en su estado emocional. La pequeña llegó con contracciones uterinas y dilatación importante al Hospital General de Occidente, donde se le practicó una cesárea y nació su bebé el pasado 27 de enero.

Muñoz Serrano dijo que tras darla de alta, el personal acudió en dos ocasiones al domicilio de la menor, en el municipio de Ixtlahuacán de los Membrillos, la primera se le encontró y ayer (miércoles), ya no. Y no saben de su paradero.

"La Procuraduría (de Justicia) nos va a indicar qué es lo que sigue, nosotros estamos en coordinación con ellos, acompañando el caso, porque tenemos que aportar pruebas, tanto de la versión de la edad cronológica de la niña… al recién nacido, también se le tomaron muestras de tejido para pruebas de ADN para determinar la paternidad", dijo.

Respecto a la edad, la SSJ cuenta con un acta de nacimiento que refiere que la niña tiene nueve años, lo que de comprobarse significa que es el caso de un embarazo a menor edad (concibió a los ocho años), no sólo en Jalisco sino en México. "Hay un caso en Brasil, en Jalisco creo es el primero y en el país también", pero las autoridades ministeriales deben comprobarlo, porque su registro fue extemporáneo.

Maricarmen Rello 

 

Nota Relacionada: 

 

Se convierte en madre, a sus nueve años